Arrugas: ¿a qué edad hay que empezar a preocuparse?

La temida aparición de arrugas en el rostro nos obliga a tomar las medidas necesarias para retardar estos primeros indicios de envejecimiento. ¡Atención!

Imagen foto_0000002320120904124216.jpg

Contrario a lo que se piensa, el proceso de envejecimiento comienza a muy temprana edad, y el que se adelante o se postergue la presencia de las primeras arrugas va a depender, básicamente, de tres factores: 1) la genética que determina el tipo de piel de cada persona; 2) la cantidad de sol a la que se haya expuesto la piel, sobre todo durante la infancia y juventud, y  3) el cigarrillo.

"Si bien no hay una edad determinada para comenzar con los cuidados, por lo general, se recomienda que entre los 20 y 25 años de edad, la persona sea evaluada y se le trate de acuerdo a las necesidades. No se debe esperar a que el daño en la piel ya esté presente para acudir a un especialista. Siempre es mejor prevenir", destaca la dermatóloga Vierocka Tomulic.

Líneas prematuras

Con un poquito de cuidado, sobretodo con el sol, podemos retardar la aparición de arrugas. Entre mas jóvenes empezamos a prevenirlas, mejores resultados obtendremos.

Si bien el rol de la genética es preponderante en la piel -ya que determina su grosor, color, la gesticulación e incluso la tendencia a preocuparse por la apariencia-, también hay muchos factores externos que influyen en la aparición de las arrugas prematuras.

"En los primeros años de vida son los padres quienes velan por la salud de la piel de sus hijos y la protegen del sol. Pero desde la adolescencia debe haber un auto cuidado, partiendo por la limpieza facial diaria y el uso de protector solar", señala la doctora Tomulic.

Entre los cuidados y tratamientos para retardar el envejecimiento del rostro, se pueden mencionar los siguientes:

–       Comer sanamente, principalmente frutas y vegetales

–       Tomar mucho líquido, al menos 1,5 a 2 litros diarios

–       Evitar consumir café y alcohol

–       No fumar

–       Dormir bien, al menos 8 horas

–       Evitar exponerse al sol

–       Limpiar y nutrir la piel

Sigue > >