Cómo disimular tus cicatrices

Hace un poco menos de un año sufrí la mordedura de un perro y he tenido que aprender a disimular las marcas imborrables.

Hace menos de un año sufrí el ataque de un perro que me dejó unas cicatrices horribles es la mitad de mi pierna izquierda. En invierno no tenía problemas, pero ahora que ya comenzó el calor por esta parte del mundo, me ha costado mucho atreverme a usar short o vestidos. Por lo mismo comencé a investigar sobre algunas técnicas de maquillaje que me puedan ayudar a cubrir esas marcas, que además me traen pésimos recuerdos.

En mi caso, no son solo líneas, ya que mis marcas se ven irregulares en la piel y algunas algo hundidas. Pero no todo es tan terrible, pues solo hay que tomar en consideración algunos tips y listo.

Aunque te suene descabellado, si tus cicatrices son rojas, debes aplicar sobre ella un poco de base en tono verdoso claro. Si no sabes dónde conseguirla, en mi caso lo hice con un poco de esas pinturas que se usan para pintarle la cara a los niños. Lo importante es que sean muy espesas. Mezcle algo de verde con blanco y listo. Esto se hace, porque el verde bloquea los tonos rojos o morados que puede tener tu marca.

Luego de ponerte ese tono, cubre todo con la base que se parezca más al tono de tu piel y termina con polvos compactos. Algo muy importante es que antes de maquillar, no olvides jamás agregar el bloqueador solar con mayor protección que tengas. Recuerda que si te expones al sol sin cuidado, la cicatriz se notará aún más.

Otra forma es comprar un maquillaje dos tonos más claros y otro dos tonos más oscuros, hasta adquirir el color exacto de tu piel.

En mi caso, solo me maquillo mi cicatriz cuando tengo algún evento especial, en otras ocasiones, me las cubro con una cinta que tiene el color de mi piel  y ella me protege del sol.