Cuidado con las inyecciones contra arrugas

No se trata del botox sino de otro tipo de producto que rellena las arrugas con una especie de gelatina, estas prácticamente no tiene regulación en algunos países de Europa.

No se trata del botox sino de otro tipo de producto que rellena las arrugas con una especie de gelatina y que según el diario británico The Times hay “160 productos inyectables contra las arrugas autorizados a la venta en Gran Bretaña, mientras que en EEUU hay solamente seis autorizados”.

Hasta el momento no se ha informado sobre complicaciones pero al parecer la supervisión es mínima por lo tanto si el negocio se hace cada vez más rentable sin duda aparecerán productos falsificados, de mala calidad y que según The Times podrían convertirse en “el próximo desastre” sanitario de Europa.

La alarma se despertó producto de lo ocurrido con los implantes PIP que muchas mujeres han tenido que retirarse o reemplazar ya que podrían ser cancerígenos.

Las inyecciones además se pueden comprar sin problemas ya que prácticamente no tienen regulación en UK y Francia. Los estudios no son tantos y no se sabe si podrían causar algún tipo de enfermedad a mediano o largo plazo.

Así que si estaban pensando en comprar vía web, les recomiendo que esperen a que se sepa un poco más sobre este producto.

Fuente: www.informador.com.mx