Cada vez más jovencitas se someten a cirugías plásticas

La mamoplastía es la cirugía más popular entre jovencitas menores de edad en México

Cumplir 15 años, en México, es tremendo acontecimiento. La tradición dicta que las jovencitas deben tener una fiesta para celebrar que ya son lindas mujeres.

La verdad nunca lo he entendido, porque a los 15 años probablemente me veía de lo más incómoda del mundo. Es la edad de los artefactos dentales, los barritos y, en muchas ocasiones, cuando comienzas a sentirte inconforme con tu cuerpo.

Pues aparentemente, las jóvenes mexicanas ya están dejando atrás las fiestas y prefieren pedirle a sus papás un lindo par de implantes de senos. Según reporta El Universal, el número de cirugías plásticas – particularmente mamoplastías – practicadas en menores de edad va en aumento.

Unas tienen el valor de pedírselo a sus padres mientras que otras arriesgan su vida al someterse a este procedimiento en clínicas que no están avaladas por la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva.

Además, la tendencia parece ser pedir que los implantes se introduzcan por incisión periareolar (a través del pezón), que dejan cicatrices más fáciles de disimular que las que dejan las inframamarias.

Lo que me preocupa es que las adolescentes se sientan tan apresuradas, y presionadas, por parecer mujeres de mayor edad. Tanto el físico como la manera de vestirse cada vez hacen más difícil poder distinguir entre una chica de 16 y una de 24.

Tampoco entiendo a los papás que apoyan estas decisiones; si a los quince no le enseñas a tu hija que no está bien basar su autoestima en un par de implantes de silicona solo me puedo imaginar un futuro bastante sombrío.

¿Qué opinan de esto? ¿Son demasiado jóvenes para someterse a una cirugía plástica o no? ¿Quién decide?