Rubor: Mejillas saludables

rubor2.jpg

En los inicios del maquillaje en mi vida, tenía la pésima costumbre de usar una base más oscura para tener un tono más bronceado. A veces también usaba una tierra india, un cosmético de los ochenta que similaba un rubor en un tono rojizo, que era muy barato y venía en tan grandes cantidades, que duraba demasiados años.

Con el tiempo descubrí que la base no debía ser un tono oscuro, y que podía tener un mejor tono usando rubor,  polvos bronceantes o un gel bronceante. Usaba un rubor café (lo menos apto para gente pálida) o el rubor fucsia que venía en el set de maquillaje, pues, porque era el que venía. Hasta que no tomé el curso de maquillaje, no supe que ni café ni fucsia, sino más bien rosa tirado a durazno era el color que me convenía, y que por mi piel seca lo más apropiado era por cierto, un rubor en crema o gel.

Si bien en el mercado se encuentra una amplia variedad de rubores en polvo, con minerales, hipoalergénicos, compactos o en polvo, y de todos los colores posibles, cuesta bastante encontrar uno en crema; no todas las marcas lo tienen.

Cuando me quise comprar, pregunté en un par de perfumerías por  el rubor en crema de Revlon, que vale alrededor de $8.000. Como no lo encontré, terminé comprando uno por Internet, en Strawberrynet.com. No recuerdo la marca en este momento, se las debo; pero en realidad, no me gustó demasiado. Los colores disponibles eran sólo 2, y el que compré tiene brillo. Lo bueno es que viene en un estuche muy compacto, con espejo e incorpora dos brillos labiales.

Mientras me llegaba ese, estuve usando un labial Maybelline antigüo, modelo watershine, color “Spice”. Con mi compra del rubor por Strawberrynet.com, aproveché de encargar un labial en un tono nude un poco naranjo, que tengo en la oficina y también un rubor en gel Natura Faces que llevo en el estuche de la cartera, color coral.

rubor1.jpg

De cierta forma me acostumbré a no lucir bronceada con los rubores que me aportan un tono saludable; pero por las noches, prefiero ponerme salvaje y evitar a toda costa la palidez con un polvo bronceante Clinique del mismo estuche del rubor fucsia. Viene en dos colores, sun kissed y sun blushed; no recuerdo cuál es el más claro y el más oscuro, pero siempre que tengan dudas, elijan el más claro.

Está guardado por ahí un gel autobronceante de Clinique que compré en oferta. No es pésimo, pero no lo recomiendo; cuesta esparcirlo, tiñe los dedos y si bien deja un aspecto natural, ante la más mínima lagrimita o gotita de transpiración, deja un surco en la piel. Horrible.

Pero lejos lo mejor es usar un autobronceante no instantáneo. Ahora me he puesto un poco floja y no lo he usado, pero el autobronceante La Roche es buenísimo. Es un poco caro (Cuesta $11.000) pero si uno lo usa sólo en la cara, puede durar mucho tiempo.

¿Ustedes, cómo se dan color en su rostro?¿Tienen dudas sobre cómo aplicar el rubor y los polvos autobronceantes?