Insólito: Implantes mamarios a los siete años

Sarah Burge le regaló un voucher por 6000 libras para realizarse la cirugía cuando cumpla 16 años.

article20008710c77821900000578557468x456.jpg

Se estarán imaginando algo terrible, bueno, no es específicamente que la niña que haya sometido AHORA a una cirugía de aumento de busto, sino que su madre de 50 años, Sarah Burge, le regaló un voucher por 6000 libras algo así como 4.559.046 pesos chilenos para que lo haga válido a partir de su cumpleaños número 16.

La mujer, que es fanática de las cirugías, argumenta que fue su hija Amapola quién le pidió ese regalo y que “si ella desarrolla sus senos naturalmente grandes, puede hacer otra cosa hacer con el abono”. Además, la pequeña recibió un pastel de cumpleaños de 400 dólares, un vestido de 500, joyas de cristal Swarovski y un día completo en un spa.

article20008710c77823500000578433468x536.jpg

Respecto de los demás regalos no puedo decir nada, ya que me imagino que la gente con mucho dinero estará acostumbrada a esos excesos en vez de ayudar a quienes lo necesitan. Pero lo de los implantes es simplemente ridículo. Bueno, es cierto que es otra mentalidad, otra idiosincrasia, pero lo encuentro una locura igual.

Y lo pero es lo que comentó la niña: “Yo quería un equipo nuevo, un día de fiesta y un vale para la cirugía. Cuando lo tuve todo, fue un sueño hecho realidad. Todos mis amigos estaban celosos”. Pobre, ella no tiene la culpa. Y eso no es todo, Amapola agregó “no puedo esperar a ser como mamá así con tetas grandes”.

Según la señora ella lo único que está haciendo es “apoyar a su hija de la mejor manera que sabe” pero definitivamente le está haciendo un gran daño.