Peluqueros descriteriados: Aléjense de mi pelo

Un peluquero famoso aconseja CORTAR MÁS DE LO SOLICITADO

firsthaircutscary01.jpg

http://superbpix.com

Hace poco más de una semana, asistí a la feria de estética, peluqueria y manicure CosmoSalón, que se realizó en la Estación Mapocho. Cada stand tenía representantes para sus marcas, algunas de las más prestigiosas en cuanto a lo que productos para el cabello se refiere.

En uno de los escenarios se encontraba un estilista argentino invitado al evento. Se hacia llamar “El Gitano” y había muchas señoras (asumo que eran peluqueras) escuchando su charla. En ella decía que para mantener el negocio vivo, no tenían que dejarse llevar por lo que quisiera la clienta y que se olvidaran de los cortes de puntas de 2 cm, porque de esa forma, se les moría el negocio. Recomendaba que se realizaran cortes que requirieran mucho cuidado y trabajo, ya que de esa forma, la clienta volvería mas seguido, ya sea para retocar su corte o para comprar la tonelada de productos que eventualmente necesitaría para mantener el pelo en forma y presentable.

Por un lado tiene lógica: hay muchas personas que viven de sus propios salones de belleza, con familia que mantener y todos los gastos que ello implica.

Pero me pregunto: ¿Qué sucede con aquella clienta que sólo necesita un corte de puntas pequeño y sale de la peluquería frustrada porque le cortaron más de lo debido?

Ir a la peluquería es adquirir un servicio. Se paga para tener (ojalá) buenos resultados y no para salir decepcionada. Lo peor es que sabemos que el pelo se demora mucho en crecer. ¡Diez cm equivalen a un año de crecimiento! ¿Bastante tiempo, verdad? Es imposible tratar de hacer un reembolso porque simplemente, no se puede recuperar.

Me parece súper mal que algunos peluqueros (obviamente que no todos son así) no tengan como objetivo dejar a una clienta contenta, sino que hacer lo que les plazca en las pobres cabelleras que pasan a ser conejillos de indias de estas personas. Me parece poco profesional de su parte y es por eso que debemos escoger a nuestro peluquero/a con pinzas (y ojalá mantenerlo en el tiempo)

De todas maneras, es fácil: si una peluquería tiene esa política, de no hacerle caso a una, lo más probable es que una no vuelva, no la recomiende. Al final, un mal servicio siempre conducirá a una mala y escasa clientela; una tiene que ser inteligente no más y por más simpática, barata y cercana que sea una peluquería, no volvamos si no nos gusta y no la recomendemos ni a nuestra peor enemiga. Así que ese peluquero estaba hablando puras tonteras, peluqueras y peluqueros del mundo ¡No le hagan caso por favor!

Bueno, no todo es malo. Fui a la peluquería hace una semana con mucho miedo. De hecho, lo que más recalqué fue que me emparejaran las capas que ya tengo, pero sin perder el largo. Mi peluquera entendió a la perfección y solo cortó lo necesario. ¡Quedé feliz!

¿Y ustedes? ¿Han tenido experiencias del terror en la peluquería?