Nuevos tratamientos estéticos: Sepa las consecuencias

No existen los milagros

celulitis.jpg

http://3.bp.blogspot.com

A menos que nos encomendemos a algún santo y tengamos mucha fe, los milagros no existen. Y como aún no existe el santo patrono de la celulitis, rollos rebeldes y otras cosas que nos molestan a diario, no queda otra que buscar en la realidad que nos rodea para conseguir el cuerpo que queremos.

Yo me echo crema todos los días, no fumo, no tomo alcohol, trato de consumir poca sal y azúcares y muchas frutas, uso un gel de ducha anticelulítico y me embuto unas pastillitas de centella asiática. Ah, y tomo mucha agua. Antes hacía ejercicio: ahora no mucho pero está dentro de mis planes.

Leí por ahí que era mejor estar siempre depilada y exfoliada para que los productos ingresen mejor a la piel y en cierto modo tiene sentido, al igual que dirigir un chorro de agua fría al finalizar la ducha.

Pero mucho más que eso no sé si haría. Claro, si fuera millonaria. ¿Pero gastar hasta un millón de pesos en tratamientos, masajes y nuevas tecnologías que prometen reducir la celulitis? No gracias.

En estos momentos, estamos siendo bombardeadas por una serie de cupones de descuento asociados a tratamientos estéticos: radiofrecuencia, ultracavitación, lipocavitación,masajes reductivos, platos poderosos, y de un cuanto hay. Además de caros, no son tan inofensivos como parecen.

Hay mucha información de lugares y precios, pero poca sobre lo que estas máquinas le hacen a nuestra fisiología; aparte, ¿a quién le vamos a preguntar?  Ni el vendedor de la máquina ni la cosmetóloga del centro de estética, está diciendo. Tampoco al dermatólogo; a menos que sea muy de confianza. Hay varios que están asociados a los centros donde se realizan los tratamientos.

Por suerte, navegando en Internet nos encontramos con esta página donde sale un video bastante impresionante sobre cómo funciona la lipocavitación, diciendo muchas cosas que al menos yo, no sabía

Si llega el día en que sea una verdadera atleta, o sea, haga deporte todos los días, me gaste mucha plata para echarme mañana y noche una súper crema  alternada con parches anticelulitis, y no me haga masajes de drenaje linfático bien hechos, no tome dos veces al día un suplemento vitamínico con las hierbitas correspondientes, no me hago ni cantando una cosa de estas; primero, por las lucas, y segundo porque no quiero maltratar mi cuerpo de tamaña manera.