No pierdas tu cabello

Proteínas, vitaminas y mucho relajo salvarán tu cabellera.

(cc) Beatriz AG

Hace varios meses comencé a notar que estaba perdiendo muchísimo cabello, mientras más estrés tenía en la oficina, más pelo perdía. Cuando me duchaba y desenredaba la melena me sacaba mechones grandes como si estuviera bajo el efecto de una quimio. Tuve miedo.

La cabellera para las mujeres principalmente es parte fundamental de nuestra personalidad, es un punto en el que la mayoría se fija, obvio que hay excepciones y existen quienes se rasuran la cabeza, pero eso también significa algo. Entonces perder el cabello es una situación que para mí se volvió terrible. Con el tiempo comencé a notar que mi partidura se hacía cada vez más gruesa y esa fue la gota que rebalsó el vaso.

Fui al médico y me dijo que el estrés estaba provocando esta excesiva pérdida, me recomendó un shampoo y me dijo que comiera sano, además de tomarme la vida con andina. Y eso hice.

Hoy han pasado varios meses desde mi drama capilar, pero definitivamente las cosas cambiaron. Según el doctor Bessam Farjo, este problema es producto de las nuevas responsabilidades y estilo de vida de la mujer moderna. “Las mujeres llevan una vida cada vez más estresante, con presiones que no existía para sus antepasados. Ellas ahora tienen que mantener una carrera exitosa, así como desempeñar el papel de esposa, madre y ama de casa. El cuerpo reacciona al estrés mediante la producción de radicales libres más, lo que causa daño y, en algunos casos, el pelo se cae”, comenta el médico inglés.

Por otro lado en el Dailymail.co.uk entrega una cifra alarmante “más de un tercio de las mujeres de 25 a 35 años de edad sufren esta condición devastadora”.

Pero no todo está perdido, existen algunos consejos que te ayudarán a prevenir e incluso curar.

El gran consumo de proteínas.
Como complemento consumir vitaminas.
Hacer masajes en el cuero cabelludo.
Pero lo más importante es relajarse.