Julia Roberts contra la cirugía estética

La actriz argumenta que desea que sus hijos puedan reconocer sus estados de ánimo mirando su rostro.

(c) ELLE

Definitivamente, esta mujer no necesita ningún recauchado y por lo mismo se muestra totalmente contraria a las intervenciones quirúrgicas para rejuvenecer. Su argumento es simple y visible en otras súper estrellas víctimas del botox u otras prácticas “Quiero que mis hijos sepan cuándo estoy enojada, cuándo estoy feliz y cuándo estoy desconcertada”, contó la actriz de 42 años, a la revista Elle en su último número de septiembre.

“Tu cara cuenta una historia y no tendría que ser la historia de tu visita a la consulta del doctor. Es desafortunado que vivamos en una sociedad que tiene tanto pánico donde las mujeres ni siquiera se dan una oportunidad para ver cómo serán cuando se hagan mayores”, comenta Julia en la revista.

Claro que la actriz goza de un cutis perfecto y un cuerpo espectacular. Quién sabe cuál sería su opinión si esto no fuera así y como sabemos en el mundo del cine el que no se mantiene atractivo está out.

Pero no es común escuchar a una celebridad hablar en contra de la intervención más popular de Hollywood, tenemos el ejemplo de la cantante norteamericana Fergie se aplicó botox para el lanzamiento de su nuevo perfume ‘Outspoken’ y los medios dicen que apenas podía sonreír debido a que la bacteria no la dejaba mostrar expresión en su rostro. Y qué decir de Madonna.