Por qué cuesta tanto sacarse el tono rojo del cabello

(cc) roamthestreets

Hace más de dos años que me tiño el cabello con el color del vino tinto que puede variar entre varias tonalidades de rojo y cereza. Pero ya me aburrí, ahora quiero intentar volver a mi tono natural que es castaño medio, pero pareciera que el maldito rojo llegó para quedarse.

Lo peor es que investigando me enteré que todo es culpa de la feomelanina, este es un pigmento natural que TODOS los seres humanos tienen. No importa tu color de cabello, la feomelanina siempre está presente con su tono rojo que transforma cualquier tinte que te apliques.

La semana pasada me teñí un color chocolate y cuando me fui a ver al espejo tenía las raíces colorinas y el resto del pelo igual que siempre: rojo.

Después decidí ponerme un color más fuerte y compré un castaño oscuro que logró cubrir el tono odiado, hasta que me fui de vacaciones. Con el sol y el agua del mar volvió al rojizo más tirado para cobre. En internet hay variados menjunjes o mezclas de productos como vinagre y bicarbonato que aseguran que el color se elimina después de varias sesiones.

También recomiendan dejar de utilizar shampoo y acondicionador para cabello teñido, así el tono debería desaparecer después de unos meses.

Pero yo creo que voy a tener que juntar un poco de dinero para ponerme en las manos de un especialista.