Prepárate para el traje de baño

marcelgermain1.jpg

(cc) Marcel Germain

Ya estamos a apenas unos días de que empiece el verano y sólo a unas semanas de que comience la época de playas y piscinas en todas partes. Y para que el traje de baño no te pille desprevenida, aquí te dejamos unos con consejos para que agregues a tu rutina de cuidados y así quedes lista para la playa.

1-Aprovecha que esta es época de una gran variedad de frutas e inclúyelas en tu dieta. Para desayunar, por ejemplo, puedes hacer un batido con frutas como frutillas, duraznos y plátano, agregarle agua y un poco de leche descremada. Quedarás muy satisfecha y mejorarás notablemente tu digestión.

2-Pon una piedra pómez en la ducha para que cada mañana te acuerdes de limpiar las callosidades y durezas de tus pies. También puedes seguir los consejos del post “Es hora de destapar los pies”.

3-Toma más agua. Es como natural que con el calor nos den más ganas de tomar agua, pero si no tienes la costumbre tienes es momento de preocuparse, el agua ayuda a que tengas menos hambre y a que no retengas líquidos, lo que es casi sinónimo de celulitis.

4-Empieza a usar una crema de auto bronceado gradual, cuando ya tengas algo de color puedes usarla día por medio para mantenerlo, así no se notará la piel blanca del invierno cuando te pongas tu bikini.

5-Agrega más actividad física a tu rutina y cada vez que puedas haz ejercicios de elongación, así tus músculos se mantendrán flexibles y con fuerza. Si trabajas todo el día sentado, hay que preocuparse de los abdominales, por que se debilitan con facilidad al estar mucho en esta posición. Con pequeños cambios puedes agregar actividad: Usa más las escaleras, si tienes que viajar distancias cortas ve caminando o en bicicleta y también puedes crear una pequeña rutina de ejercicios localizados para hacer en tu casa.

6-Cambia tu café por infusiones. El té rojo y el mate son muy buenos para adelgazar, estar deshinchada y mantenerse despierta.

7-Un par de veces por semana exfolia tu piel. Puedes hacer una mezcla de frutillas machadas y azúcar y frotar tu cuerpo con ella, quedarás muy suave.

8-Sé una fanática de los productos light. Quizás no sean tus favoritos, pero puedes quitarle muchas calorías a tu dieta sólo cambiando productos normales por light. Un yogurt común, por ejemplo, puede tener hasta 200 calorías, mientras uno light tiene alrededor de 70. Así pasa también con las bebidas, mantequilla, mayonesa, etc, etc.