¿Existe la fotoprotección oral?

secondaryimage442280x210.jpg

Las cremas con protector solar cumplen con protegerte de los rayos UV de forma eficaz, y su fotoprotección está basada en la aplicación local del filtro. Este método es el más utilizado actualmente pero tiene sus limitaciones. Los problemas recaen en los fallos de su correcta aplicación, la cantidad insuficiente, la necesidad de aplicarse con cierta frecuencia, o la pérdida de eficacia debido al sudor, baños y roce, limitando su acción. El incremento del número de casos de quemaduras solares, manchas y cáncer de piel ha planteado la necesidad de buscar nuevas alternativas de fotoprotección que vayan más allá de la aplicación tópica, que por sí sola resulta insuficiente.

Debido a estas razones, se están desarrollando nuevos productos que modificarían las tradicionales cremas que llevamos a la playa. Actualmente se han desarrollado  fotoprotectores que se administran oralmente. Las sustancias que se han utilizado son los betacarotenos (presentes en la zanahoria), los licopenos, los extractos de plantas y las vitaminas A y C . Todas estas proteínas tienen cualidades antioxidantes y fotoprotectoras, las que se han mostrado eficaces administrándose vía oral. Una vez ingeridas y asimiladas por el organismo, intervienen en la fisiología cutánea, actuando sobre el sistema inmunológico, de modo que se evita el fotoenvejecimiento de la piel.

Buscamos algún producot de este tipo y llegamos a Fernblock®, comercializado como Heliocare® por IFC. Es un extracto de polypodium leucotomos, un helecho originario de América Central cuyo hábitat natural es el medio acuático, aunque ha evolucionado hasta el medio terrestre desarrollando su propio mecanismo natural de protección frente a la radiación UV.

Fernblock® en la actualidad se comercializa en más de 33 países a nivel mundial.

Fuente: med-estetica.com