Nuestro enigmático ombligo

bellybuttonring.jpg

(c) fashionmash.com

De forma semi redondeada; es una simple cicatriz que, según la mayoría de la gente, sólo actúa como guarida de las “pelusas” de fibras de nuestra ropa interior.

Hoy al ombligo se le da una función puramente estética y se decora con artículos metálicos, gracias a la moda de pantalones a la cadera y tops cortos. Pero muchas personas prefieren no mostrar su ombligo debido a su forma antiestética. Los hay de diversas formas, pero las más comunes son cuando sobresalen, tienen una fea cicatriz o sin ningún orificio, como el de la modelo Karoline Kurkova.

Según La Sociedad Americana de Cirugía Plástica, hay más de 80.000 pacientes que no vacilan en pagar alrededor de USD 1.700 para reconciliarse con su ombligo. Actualmente existen numerosos tipos de intervenciones que permiten moldear tu ombligo. Así es que no te preocupes, si eres de la que se muere por lucir un ombligo perfecto, soluciones hay varias, basta que te atrevas.