Quédate con la persona que te valore todos los días de tu vida

La persona que elijas para estar todos los días debe ser alguien que vea tu verdadero valor siempre

Hay una gran diferencia entre estar con alguien y elegirlo realmente. Es fácil estar con alguien porque te emociona tenerlo a tu lado y por la comodidad que te genera su presencia. Pero elegir estar con esa persona porque es donde puedes ser tú misma, donde  te sientes segura y donde te gustaría estar por el resto de tus días, aún cuando las cosas se ponen difíciles es el verdadero desafío.

En este punto, deben luchar para que la relación funcione. La gente pasa años de su vida con personas que nunca los eligen realmente. Se ponen cómodos, se establecen. Pero ni por un segundo, luchan y ponen el esfuerzo que se necesita todos los días para que esa relación continúe creciendo.

Cuando las relaciones se ponen demasiado cómodas, olvidamos por qué estamos con esa persona. Rápidamente dejamos de hacer que las pequeñas cosas sean una prioridad, cuando en realidad, las pequeñas cosas son todo. Damos todo por hecho y se nos olvida por qué la amamos.

Debes estar con alguien que intente hacerte sonreír después de un largo día; alguien que no pueda soportar verte sufrir. Alguien que te ayude a levantarte cada vez que la vida te decepcione y que quiera las mejores cosas del mundo para ti.

Elige a alguien que te aliente a no renunciar nunca, incluso si el panorama se vuelve desafiante y te sientes decepcionada y sin esperanza.

Quien te valora, hace todo lo posible para recordarte que no tienes que llevar toda la carga en este mundo por tu cuenta, sino que te ayudará a aligerar el peso.

Ese alguien te empujará para que alcances tu máximo potencia, porque creen en ti; ven algo especial en ti que sueles olvidar frente a la adversidad. Te apoya para ir tras lo que tu corazón te dice que hagas, te anima cuando tienes miedo y te guía cuando te sientes perdida.

Quédate con alguien que te adore tanto como tú a él. Quédate con quien no te hace arrepentirte de amarlo o darle más. Quédate con quien siempre te encuentre donde estés y que no de un paso atrás cada vez que les des una parte de tu corazón.

Te recomendamos en video