7 señales que indican que aún no estás lista para tener citas, tras una ruptura

Seguir pensando en tu ex tras la ruptura amorosa es una de las peores cosas que puedes hacer

Cualquiera que haya estado en una relación a largo plazo sabe que, en el proceso, se pierde un poco de identidad mutua. Esto es totalmente normal porque viene junto con los compromisos y sacrificios que todos hacemos para mantener sana la relación. Sin embargo, cuando se rompe, es importante tomarse el tiempo para sanar y redescubrir aquellas partes de pudiste haber abandonado en ese tiempo.

A veces una misma se auto sabotea y es totalmente normal encontrarse confundida y perdida. Pero si algo debes grabarte es que no tienes que forzar las cosas, ni quedarse en una relación que no le satisface es sano ni buscar a alguien con quien estar solamente por tener algo. Debes tomar todo el tiempo que necesites para sanar; llegará un momento en el que comenzarás a estar listo para salir nuevamente y abrir un nuevo capítulo romántico.

Ahora, si decidiste aventurarte a salir con otros pero te sientes como barco a la deriva, estas señales te dirán si estás realmente lista o no para continuar.

1. Constantemente comparas a todos con tu ex

Ya sea que uses a tu ex como un alto estándar o piensas en los hábitos molestos que no quieres que otros tengan, significa que tu antigua relación aún tiene mucho peso. Está bien usarlos como punto de referencia, ya sea bueno o malo, pero si comparas a tu nuevo compañero con tu ex por todo y aún los tienes en mente, no estás lista para salir nuevamente y menos para iniciar algo formal. Si tu ex está constantemente en tu mente, significa que está por encima de todos aún. Es injusto para la otra persona (y para ti) apresurarte a algo cuando no has depurado los sentimientos del pasado.

2. Todavía no estás abierta al amor

Hiciste contacto visual con esa persona, hubo una chispa que indicó la química entre ustedes y sin duda, cada vez que lo ves, te sonrojas. Pero cuando descubres que es soltero y disponibles, se te ponen los pies fríos y comienzas a portarte un poco cortante o distante. Este es un signo de que te gusta la idea de una relación, pero no quieres sumergirte en una todavía. Si todavía estás agotada por todas las peleas de separación o temes un poco al compromiso, no te sientas presionada para "superarlo". Intentar forzar algo que no estás sintiendo no va a terminar bien para ti o para ese lindo compañero de clase.

3. Sientes que NECESITAS salir con alguien

Esto significa que estás buscando a alguien para ocupar un puesto, no alguien a quien aferrarse, o tal vez estés avergonzada por estar soltera, especialmente si tu ex ya ha encontrado a alguien nuevo. Si encontrar pareja se convierte en tu prioridad número uno, tal vez no estás lista para salir nuevamente. Nuestra sociedad pone mucho énfasis en las citas y el amor, pero hay mucho más en la vida que eso. Deberías sentirse lo suficientemente seguro de sí mismo como persona soltera antes de agregar a otra persona a su vida"Si te obsesionas con tener una pareja nueva para demostrar que no estás sola o que ya has superado a tu ex, deténte.

4. Cambias tu personalidad ara ser lo que crees que la otra persona quiere

Una cosa es ceder con el restaurante que sirve su comida favorita y nada tiene que ver con la tuya y otra es experimentar una transformación de tu personalidad en todos los sentidos. Esto podría ser una señal de que tu antigua relación te dejó con algunas inseguridades acerca de quién es usted o su autoestima, o tal vez usted también era un camaleón con su compañero anterior.

5. Sigues atada a tu ex

Estar en buenos términos con un ex es obviamente preferible en comparación a terminar en campo de guerra. Pero esa proximidad continua podría estar frenando nuevas oportunidades. Si todavía hablas o envías mensajes de texto o comparten fotos por Instagram con frecuencia, es probable que todavía estés en esa actitud de estar con él de una forma u otra. Realmente no has tenido ningún tipo de cierre, incluso si crees que son 'amigos' después de la ruptura.

Cuando te piden consejo o sus sudaderas aún están en tu armario, puede ser difícil recordar que ya no estás saliendo. No estarás listo para tu próximo amor hasta que hayas superado tu último amor, y tener un SO viejo como BFF podría ser un obstáculo para superarlo. Establecer algunos límites podría ser crucial para seguir adelante.

Te recomendamos en video