10 mandamientos para lograr una relación sana

Las relaciones humanas son complejas por naturaleza, amigos, familiares, novios, llevándonos a situaciones y emociones que en ocasiones son difíciles de controlar, por eso a continuación te decimos cuáles son los 10 mandamientos para tener una relación de pareja sana, y así prevenir que algo pueda salirse de control.

Playeras

Playeras Pareja
King – Queen
$179.00

adquierelo-0fb3cb263f4e0bd8f03bd108dc2c3cb8.jpg

Mandamientos

1. Evitarán la dependencia

Estar en una relación de pareja es inigualable, sin embargo, en algún momento alguna de las partes podría sentirse con una 'necesidad' muy marcada de estar con el otro.

Trata siempre de buscar tu tiempo individual y pasar tiempo de calidad con las personas que te rodean (fuera de tu pareja) comparte solo aquellos momentos que realmente sientas que son necesarios. Si al final nunca encuentras momento para tu amado, no lo pienses más, no era él.

2. Serán honestos siempre

Es imposible evitar que nuestra atención no se enfoque de vez en cuando en cosas que no nos parecen o no nos gustan y evitamos hablarlas 'por miedo a una respuesta que no nos guste'.

Si algo no te está gustando en la relación debes decirlo, claro, de forma amable y diplomática, comienza con el pie derecho siendo sincera con quien amas.

3. Delimitarás tu tiempo personal

Es importante la reciprocidad en la pareja, así que procura que haya un balance en los compromisos que cumplen juntos, es decir, que los planes complazcan a las dos partes. Siempre deja en claro los momentos en los que necesitas tu propio espacio y delimítalo desde el principio.

No te sientas mal por decir de vez en cuando 'No quiero hacerlo', siempre y cuando lo hagas con respeto, tu pareja deberá comprender que también necesitas tu espacio.

4. No dependerás de llamadas ni mensajes

En muchas ocasiones cometemos el error de quedarnos sentadas esperando a que nuestra pareja llame o proponga algún plan para hacer juntos.

Aprende a tomar las riendas de tus días y toma la iniciativa, también puedes buscarle para salir y elegir los lugares a los que irán, te lo agradecerá.

5. No te olviarás de los pequeños detalles

Es cierto que los detalles en una relación son muy importantes, así que no te olvides de que también cuentan tanto de tu pareja hacia ti y viceversa.

Pero ten siempre en mente el mantener encendida la llama de la pasión y alimentarla frecuentemente, recuerda. La posesión es la tumba del deseo, por lo que siempre tienes que hacerle ver que no te tiene segura.

6. No te convertirás en un ama de casa

No es que tenga algo de malo ser un ama de casa, pero sí el cliché de mujer abnegada que se queda en casa y se olvida de ella misma, recuerda que en casa todos colaboran.

Tu pareja tiene también que preocuparse por él mismo, preparar su ropa, lavar, planchar, cocinar y de más. Nunca olvides que ambos viven bajo el mismo techo.

7. Respetarás tu relación

Un punto básico que quizás deberíamos dar por hecho, pero relevante para una relación sana. La honestidad con la pareja es importante, pero la honestidad contigo misma vale mucho más.

Muchas 'tentaciones' se presentan en la vida, pero no debes dejar de lado nunca tu integridad como mujer, ni olvidarte de que actuar erradamente y engañar a tu pareja conllevará mucho remordimiento y sobretodo karma. 'No hagas lo que no quieres que te hagan'.

8. No mantendrás a nadie

Un error que muchas mujeres cometen es 'querer de más' a alguien y por consiguiente consecuentar cuestiones económicas, y no solo eso sino alguien que ofrezca lo mismo que tu aportas a la relación.

Siempre debe existir un aporte entre ambas partes de la relación, tanto económica como sentimentalmente.

9. Le dirás adiós a los celos

Una mujer segura siempre tendrá una vida mucho más tranquila, olvídate de los celos a los compañeros de trabajo de tu pareja.

Todos tenemos necesidad de desahogarnos con amigos, pero si no incluyes en tu ecuación a quien amas es, simplemente, porque no la necesitas a tu lado.

No pretendas ser el centro de todo en la vida del otro, que tampoco es bueno llegar al otro extremo. Aprende a exigir lo que es tuyo y podrás vivir en paz.

10. No temerás preguntar

Nunca debes temer hablar o preguntar cualquier cosa a tu pareja, es importante que mantengas una buena comunicación con tu pareja, no calles tus miedos y procura siempre estar siempre a la altura de tus propias exigencias.