Todo lo que debes saber acerca de las relaciones tóxicas y cómo superarlas

Pon mucha atención a los signos de alerta y aprende a mejorar tus relaciones interpersonales

¿Alguna vez te has sentido asfixiada por una relación de pareja? Muchas veces, sin saberlo, entramos en situaciones que no nos permiten desarrollarnos en la vida diaria como quisiéramos, dejamos de ser nosotros mismos, discutimos mucho con nuestra pareja en específico y nos damos cuenta de que ya no nos sentimos en sintonía con lo que está sucediendo en nuestra vida.

Libro


¡Adiós a la decepción!
Libro
$80.00

adquierelo-0fb3cb263f4e0bd8f03bd108dc2c3cb8.jpg


Al respecto, Alba Luz Luna, psicóloga de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) nos explicó los puntos básicos para detectar que nos encontramos en una relación tóxica, cómo atacarlo y cómo evitar volver a caer en una situación así.

¿Cuáles son los signos que nos alertan que estamos en una relación tóxica?

Cualquier tipo de relación se vuelve un problema cuando la persona deja de ser funcional, podemos saber si esto está pasando cuando:

  • Dejamos de hacer cosas que normalmente hacíamos
  • Le damos prioridad a satisfacer las necesidades y deseos de la otra persona incluso contra nuestros propios valores y deseos
  • Nos aislamos de familia y amigos
  • Tenemos consecuencias físicas como ansiedad, insomnio, dolor de cabeza.

¿Qué hacer cuando lo detectamos?

Si detectamos que estamos en una relación tóxica lo primero que debemos hacer es hablarlo, contarle a alguien de confianza el malestar que estamos sintiendo y ponernos a salvo si se teme que la pareja pueda ser agresiva al proponer una separación y sobre todo pedir ayuda a un profesional, un terapeuta que nos acompañe en el proceso de descubrir qué nos hizo entrar en la dinámica de una relación tóxica para evitar volver a caer en el futuro.

¿Cómo evitar caer en relaciones de este tipo?

Lo principal para no volver a caer en una relación tóxica es conocerse, saber el propio valor, respetarse y quererse, lo que evitaría permitir que pasen por encima de nuestra dignidad. Pero esto se logra en un proceso de auto conocimiento que una vez que se ha vivido una relación tóxica no se logra solo, es necesario el apoyo terapéutico.