Conoce las únicas dos cosas buenas que trae una infidelidad

El psicólogo experto en desarrollo humano y emprendimiento, doctor Robert Sasuke, expone las dos únicas ventajas de una infidelidad.

“La infidelidad es el acto de traición hacia una persona habiendo hecho un acuerdo común con la misma”, sentencia el psicólogo experto en desarrollo humano y emprendimiento, doctor Robert Sasuke, y muchos coincidirán con esta definición.

Explica en su blog que:

“Se habla de infidelidad en la relación cuando uno de los miembros rompe el acuerdo que se había constituido entre ambos, y no solamente con actos sexuales con amantes, sino también en otros aspectos: económico, emocional, y por supuesto en el plano íntimo”.

Pero, según experiencia profesional, “de poco nos sirve quedarnos anclados en el pasado buscando causas que solamente logran culpabilizar a ambos miembros de la relación y dejan una huella imborrable”. De allí que considera que se presentan dos oportunidades cuando se descubre una infidelidad.

Reinventar la relación

Para el psicólogo:

“En el fondo de cualquier actitud de infidelidad existe el deseo reprimido de la persona de ser quien es, de sentirse libre, de querer comunicar abiertamente lo que piensa y siente sin sentirse juzgado”.

Asegura que muchas personas al iniciar una relación entienden que deben, en algún punto, “negarse a sí mismos”; es decir, sacrificar sus gustos y deseos para complacer a su pareja. Por ello, señala “al final, uno de los dos, o ambos, buscan en ese amante la conexión perdida hace muchos años”.

“La infidelidad –según Sasuke– puede ser un momento de reflexión para que la pareja se reinvente, para que renazca con nuevos acuerdos, nuevas normas, donde cada uno en la relación pueda expresarse libremente y ser quien siempre ha sido”.

Salir de una relación sin sentido

En la otra acera, expone el especialista, están las parejas que siguen por compromisos sociales, sabiendo que uno le ha sido o le sigue siendo infiel. En este caso, considera que la autoestima es fundamental, ya que “en el momento en que el ser humano aprende a quererse, primero así mismo, en esa misma medida aprenderá a amar a los demás”.

Y concluye que “salir de una relación de pareja donde se ha instaurado una cultura de infidelidad, en todas sus vertientes, es sumamente positivo para ambos. Es una oportunidad para reinventarse a uno mismo; empoderarse de lo que somos y lo que queremos en la vida”.

Te recomendamos en video: