¿Te masturbas? La importante pregunta a la que muchas mujeres todavía responden no

Cuando se habla de sexualidad, inmediatamente aparecen las autocensuras y cierta incomodidad, existen en el tema de auto erotismo y/o masturbación, diferencias significativas entre hombres y mujeres a nivel global.

La tendencia es que desde la adolescencia, los varones hablen con sus amigos sobre sus genitales, sus deseos sexuales y cuánto y cómo se auto estimulan. Por otro lado entre mujeres no es un tema de conversación a casi ninguna edad.

Para las religiones imperantes, la sexualidad sólo se puede expresar en el matrimonio, reprimen en bloque todas las prácticas sexuales no reproductivas y la sexualidad debe expresarse con la pareja. Para el Islam, la masturbación está prohibida, "El Corán dice que la masturbación no está permitida y es igual para hombres que para mujeres", (Rehan Aslam, de Sakoon Counselling, un servicio de consejería islámica). En el judaísmo, la masturbación o estimulación manual de genitales, entre marido y mujer durante la relación sexual no está prohibida. La religión cristiana es, la menos permisiva, durante siglos las autoridades eclesiásticas cristianas la consideran como algo prohibido. Teniendo una interdicción total sobre todo lo que no sea estricto coito entre cónyuges.

¿Qué dicen las estadísticas?

Un estudio efectuado en Estados Unidos a principios de 2010, mostró que el 44% de los hombres se masturbaban dos o tres veces por semana, algo que sólo hace el 13% de las mujeres.

En Francia, informes de la sexualidad entre 1992 y 2007, demuestran la importante evolución de las prácticas sexuales en 15 años. Si la masturbación es la regla de entrada a la sexualidad de la gran mayoría de los hombres en ambos estudios, (90% practica la masturbación en todas las edades), existen cambios en las mujeres. En 1992 sólo el 42% de las mujeres asume haberse masturbado, hoy el 60% lo reconoce hacerlo frecuentemente. El hombre lo hace desde temprana edad y mucho antes de tener relaciones sexuales, las mujeres jóvenes a menudo esperan tener experiencia en esta área para hacerlo.

Por otra parte en nuestras estadísticas clínicas, en Chile el 100% de los hombres se ha masturbado alguna vez después de la adolescencia y solo un 10% de las mujeres lo ha efectuado alguna vez.

Conoce tu cuerpo y libérate de las trabas sociales y dogmáticas 

La mujer está cada vez más empoderada en diferentes áreas: sociales, laborales, e incluso ha llegado a tener puestos que hasta hace poco sólo ocupaban los hombres, presentando un aspecto de complemento laboral de incalculable valor.

El actual paradigma erótico, pone al hombre como responsable de darle placer y orgasmo a la mujer. Sin embargo se requiere un cambio urgente, una apropiación de su cuerpo y  sexualidad para forjar a una mujer más libre y autónoma, superando el mito que es el hombre exclusivamente el que le puede dar placer erótico, y al liberarse incluso, podrá disfrutar más con su pareja.

Podríamos concluir que la masturbación y el autoerotismo serían manifestaciones privilegiadas de conocimiento y aprendizaje de tu cuerpo y multiplicar las posibilidades eróticas, tanto en los hombres como en las mujeres.

La sexualidad y la pareja están siendo sometidas a turbulencias de toda índole, como consecuencia de la importante mutación de nuestra sociedad neoliberal hiperconectada/desconectada. Práctica en su momento desterrada por las sociedades medievales y dogmas religiosos, la masturbación hoy, tiene pleno derecho de existir en un mundo donde todos se conectan cibernéticamente con muchas personas pero, lamentablemente se sienten cada vez más solos. Permitiendo el autoerotismo que uno se disfrute a sí mismo, sin grandes culpas, en una sociedad del amor líquido, donde nada es para siempre y el cambio está permanentemente presente.

Más información en: www.urologiaysexologia.cl

Te recomendamos en video