Tres cosas que debes saber sobre el sexo en el agua

En vacaciones o durante una escapada, tener sexo en el agua puede surgir de forma inesperada.

Sumar aventura a la vida sexual revitaliza a una pareja. En vacaciones o durante una escapada, tener sexo en el agua puede surgir de forma inesperada, aquí te presentamos las recomendaciones de dos expertos para disfrutarlo de manera segura, sin correr riesgos.

También lee: Estudio concluye que las lesbianas alcanzan mayor cantidad de orgasmos

El placer asociado al agua, hace que sea más atractivo desde el punto de vista erótico explican a sus pacientes el sexólogo José Bustamante, y el presidente de la Asociación Española de Salud Sexual, Ignacio Moncada, quienes comentan que existen interrogantes comunes sobre esta práctica.

¿Puedo quedar embarazada?

Para Bustamante depende de tu método anticonceptivo. “Si usas anticonceptivos orales o vaginales como por ejemplo la píldora, no va se corre riesgo”, explica. Pero si deja claro que el mayor problema está en el uso del preservativo, ya que “el látex podría perder eficiencia ya que se vuelve poroso y podría llegar a romperse”.

Para evitar que se dañe el preservativo, recomienda realizar la penetración fuera del agua, aunque sea menos erótico o menos pasional, y después meterse en la piscina, jacuzzi o playa.

Mientras que Moncada afirma que “teniendo sexo en el agua hay menos riesgo de embarazo debido a que los espermatozoides pueden salirse más fácilmente, no ser fértiles y destruirse con el agua”.

¿Puedo contraer enfermedades de transmisión sexual o infecciones?

Aumenta el riesgo infecciones bacterianas: “El mar y el agua de las piscinas promueven el crecimiento de gérmenes ya que el medio está contaminado, por eso existe un mayor riesgo que si se practica sexo en la cama”, indica Bustamante.

En relación a las enfermedades de transmisión sexual, explica que va a depender del tipo de método anticonceptivo que se utilice.

¿El agua ayuda a la lubricación?

Falso. Moncada advierte que “la sal del mar o el cloro de la piscina pueden producir irritaciones”, pues el flujo habitual que aparece en la excitación femenina, que facilita la penetración, desaparece por el agua y dificulta que el coito sea fluido.

Te recomendamos en video: