Cáncer y sexualidad: Problemas y soluciones de mano de un experto

Es un tema del que poco se habla, pero puede ser un verdadero problema para algunas personas que han vivido desde cerca el cáncer.

El termino sexualidad comprende varios dominios personales y de pareja. Tu propia identidad ¿quién soy? y ¿cómo me siento?, tu imagen corporal y autoestima, es una metáfora del amor, que te permite expresar tus sentimientos y ayuda a nuestro crecimiento personal.

Las personas que presentan algún tipo de cáncer, pueden continuar a tener una vida erótica sexual, pero la enfermedad y su tratamiento pueden afectar la sexualidad y la líbido, esto requiere aceptación y apoyo tanto de la pareja como profesional en caso necesario.

Efectos del cáncer y su tratamiento:

-Autoimagen y autoestima deteriorada: ¿cómo me veo?, ¿me gusto?, ¿le gustaré a mi pareja?

-Disminución de capacidad física, por tratamientos como quimio o radioterapia, dificultad en dar y recibir placer. Hay cambios neurofisiológicos en sensibilidad y capacidad de llegar al orgasmo.

-Emergen emociones y sentimientos negativos y turbulentos, más tristeza miedo al futuro, rabia, depresión y llanto fácil.

Problemas para hombres y mujeres

-Cansancio

-Durante y después de los tratamientos, cirugías, quimioterapia, etc., los pacientes se sienten muy cansados y sin energías. Esto es variable y esperable en las fases de tratamiento.

Para manejar ese problema, sugiero que se den pausas de descanso durante el día, siestas cortas. Es fundamental mejorar la alimentación lo más posible, hidratarse muy bien, efectuar paseos cortos o ejercicios limitados dependiendo de la capacidad de cada uno.

¿Cómo enfrentar la pérdida del interés sexual?

Muchas personas pierden el interés por la sexualidad, se sienten abatidos cansados y deprimidos. Algunos de los consejos para no perder o recuperar una líbido son bastantes accesibles. Acariciarse mutuamente sin obligatoriedad de llevar a cabo el acto sexual coital. Proponer cortos momentos de intimidad y erotismo diariamente. Cambiar de lugar e inventar nuevas alternativas eróticas y hacer trabajar la imaginación.

Temores y miedos

El miedo es normal cuando tienes cáncer, nos pone de frente a los límites de la vida y nuestra fragilidad. Las personas pueden sentirse dependientes de otros, ya que sienten que no son dueños de sus vidas. Tienen temores de ver lo frágil de sus parejas y un eventual evento catastrófico.

Depresiones

Es esperable tener estados de tristeza al momento del diagnóstico, ser golpeados por una enfermedad de este tipo es fuerte, por lo cual una depresión puede aparecer, esta es tratable con múltiples terapias.

Estar triste de vez en cuando es esperable, siendo una reacción normal. Si esto se hace muy frecuente, el apoyo profesional puede ser de gran ayuda, habla con tu equipo de salud para que te oriente y resuelva el problema.

Problemas en las mujeres

-Menopausia precoz: Algunos tratamientos pueden afectar la producción de hormonas por los ovarios, generando estados sintomáticos de climaterio y menopausia. La interrupción de estrógenos, progesterona y testosterona en la mujer, producen síntomas muy molestos como bochornos, traspiraciones a nivel urogenital; sequedad vaginal; aumento de infecciones urinarias, a nivel de tegumentos; alteraciones en la piel, además a nivel osteoarticular aumenta el riesgo de fracturas.

Para disminuir los bochornos, recomiendo efectuar ejercicios de manera regular, vístete con ropa más ligera, disminuye los factores desencadenantes de estos, como el alcohol, los alimentos condimentados, el estrés, etc. Siempre es recomendable pedir consejos a su grupo de médicos para ver causas probables.

-Sequedad y dolor vaginal: Pueden ser tratados con una buena crema o lubricante vaginal hidrosoluble o con estrógenos locales (crema u óvulos) si no hay contraindicación especifica. En algunos casos la hormonoterapia general puede ayudar siempre y cuando no exista contraindicación formal a su utilización.

¿Cuáles son las claves de una buena sexualidad?

Es importante mantener los canales abiertos de comunicación con la pareja y familiares. Conversar con su equipo médico de la enfermedad, las secuelas y los tratamientos, lo ayudaran a bajar su angustia frente a lo desconocido.

Aprender a adaptarse a esta nueva situación sobre su sexualidad y erotismo. Comenzar sólo con caricias no forzadas y dejar que las cosas evolucionen caso a caso.

Preparar el encuentro erótico

-Tu vida sexual es más placentera si aumentas la capacidad de expresar de manera autentica tus necesidades sueños y temores. Evita los malos entendidos por falta de comunicación.

-Planificar las actividades sexuales, permite una preparación al encuentro y disfrutarlo incluso desde antes en la preparación y vislumbrar un final feliz con disfrute, esto genera un aumento de las endorfinas.

-Aceptación y paciencia de este nuevo estatus, las cosas mejoran con el tiempo y una practica frecuente.

-Hablar explícitamente de manera erótica lo que les gusta, las variantes e intensidad del encuentro, adaptarse a las diferencias actuales, conversar abiertamente de tus temores y malestares tanto físicos como psicológicos, es clave antes de recomenzar a tener sexo con tu pareja.

Doctor Mauricio Salas Sironvalle, urólogo, sexólogo y magister en psicología clínica. Vicepresidente Sociedad Chilena de Sexología

Más información aquí: www.urologiaysexologia.cl

 

Te recomendamos en video