Amor líquido y dolor: los problemas sexuales más comunes de los chilenos

Hombres y mujeres tienen diferentes problemas.

En el caso de los hombres…

Actualmente, muchos hombres sufren de dificultades sexuales, lamentablemente siguen esperando en silencio, aislamiento y muchos sin la confianza de buscar ayuda. La psicología y fisiología masculina es vulnerable, las mujeres están más empoderadas, más demandantes y nos sentimos puestos a prueba en cada instante.

La vorágine existencial de hoy en día, nos obliga a estar permanentemente en actividad, el tiempo se nos escapa y el individualismo egocéntrico nos aísla cada vez más. Por lo tanto, no es sorpresa ver un gran número de personas con dificultades sexuales.

A continuación detallaré con más precisión las dificultades sexuales masculinos.

Eyaculación precoz o prematura

La eyaculación precoz (EP) es la disfunción sexual más frecuente en hombres menores de 40 años, se define como: “eyaculación que ocurre con mínima estimulación sexual, antes, durante o poco después de la penetración, y antes que el paciente lo desee”. Lo más importante sería la dificultad para efectuar un adecuado control sobre el reflejo de la eyaculación.

En el paradigma actual el hombre sería el responsable de otorgarle el orgasmo a la mujer, ella reclama su derecho al placer. El eyaculador prematuro, es calificado por mujeres y hombres, como un macho preocupado por su placer personal, quien niega a su pareja el tan esperado orgasmo. Un egoísta de tomo y lomo…pero las cosas no son como se pintan, un paciente portador de eyaculación precoz, sufre intensamente su estado, se aísla y tiene una autoestima deteriorada, teme a los encuentros eróticos y los evita a toda costa, agravando el problema cada vez más.

Disfunción Eréctil

Es la incapacidad de obtener una erección lo suficientemente intensa y duradera como para iniciar la relación sexual, mantenerla y terminarla con éxito. Causando distress y problemática en la relación de pareja.

Es una patología frecuente, que afecta a aproximadamente a uno de cada cinco varones, es decir al 20%. La dificultad para conseguir la erección puede presentarse de forma esporádica en todos los hombres, especialmente cuando han estado expuestos a situaciones de estrés y consumo excesivo de alcohol.

La frecuencia de la disfunción eréctil aumenta con la edad y afecta al 15% de los hombres de 40 a 49 años, al 25% de hombres de 50 a 59 y al 49% de 60 a 69 años.

¿Que causa una disfunción eréctil?

Tenemos varias causas o factores que provocan la disfunción por ejemplo Causas orgánicas como la diabetes Mellitus, vasculares como la hipertensión arterial, urológicas etc.

Causas Psicológicas: como miedo al fracaso, sentimientos de culpa, infidelidad, eyaculación precoz previa, inseguridad, trastornos de ansiedad, poca experiencia sexual, inadecuada educación sexual, tabúes impulsividad, etc.

Causas Mixtas: multifactoriales, donde existen problemas de pareja, emocionales y orgánicos que se potencian

Amor líquido

Existen individuos hipersexualizados, quienes son parte de este amor líquido sin profundizaciones ni vínculos genuinos, adictos a encuentros en redes sociales, con compulsiones irrefrenables de ver pornografía, incluso dejando de lado a la pareja y creándoles problemas personales y laborales.

En el caso de las mujeres…

La mujer contemporánea está enfrentada a múltiples exigencias, desde desarrollarse y posicionarse laboralmente hasta ser madre, esposa, etc. Después de siglos de machismo y sometimiento, acompañado de pasividad obligatoria y placer prohibido, las mujeres se encuentran hoy sin transición, confrontadas con un modelo de sexualidad cuyo placer se ha convertido no sólo en la norma de la feminidad, sino también en una búsqueda constante.

Todavía hay muchas mujeres que los tabúes les impiden una liberación fluida, en algunos sectores más conservadores de nuestra sociedad “una mujer que disfruta no es buena”, todo es más oculto, secreto Estos son algunos factores que consciente o inconscientemente afectan a la sexualidad de las mujeres.

La cercanía con el otro la confianza, la empatía y el intercambio emocional son claves del placer sexual para una mujer, también necesita quererse y descubrirse a sí misma, reconocer sus propias deseos y como satisfacerlos, que pueden ser diferentes de las necesidades del otro.

Dificultades sexuales femeninas

El deseo o interés sexual disminuido o inhibido

El deseo sexual es la capacidad de activar positivamente la excitación erótica e involucrarse en una actividad sexual. Abarca tanto el deseo de hacer el amor con su pareja como tener pensamientos eróticos espontáneos.

Una disminución en el deseo sexual nace de un problema personal y/o relacional.   La disminución en el deseo sexual afecta a todos los parámetros de la sexualidad, autoerotismo, la imaginación erótica y cualquier intento de relación sexual.

Factores que pueden influir en el deseo sexual o desestabilizar uno de los factores antes mencionados:

  • Problemas relacionales: dificultades en la pareja, una rutina que se instala en la relación, etc.
  • Problemas médicos: los desequilibrios hormonales ya que con la edad disminuye la testosterona, los cambios en las tasas de estrógenos con la menopausia o después del parto.
  • Problemas personales: baja autoestima, estrés, ansiedad y problemas profesionales.

 

El dolor durante la relación sexual

Se define como los dolores que ocurren durante las relaciones sexuales y se dividen en dos tipos: aquellas que aparecen al principio de la relación (dolores a la penetración) y los que se experimentan cuando el pene entra en contacto con el fondo de la vagina (dolores profundos).

¿Cuáles son las causas?

Insuficiente lubricación de la vagina, falta de excitación, problemas hormonales, infecciones o enfermedades crónicas de la piel.

Salpingitis: La infección de unas o más trompas uterinas (trompas de falopio) es la causa principal de infertilidad, a menudo se acompaña de hemorragias menstruales anormales y aumento de los dolores durante y entre las menstruaciones.

Endometriosis. El tejido que recubre normalmente el interior del útero (endometrio) se desarrolla fuera del útero, en el abdomen y a veces incluso en la vejiga.

Hoy existen muchos métodos y terapias para tratar estas dificultades y trastornos, es posible hablar de eso, encontrar soluciones efectivas, sanar. Recuperar las ganas y el tiempo de nuevo para ser dos, para encontrar al otro encontrándose a sí mismo. Ahora es posible disfrutar de la vida, encontrar la armonía, en una sexualidad sana y plena. Es fundamental aprender a escucharse, apreciar con todos nuestros sentidos al otro y sobre todo a uno mismo.

Más información en www.urologiaysexologia.cl

Te recomendamos en video