Así puedes masturbar a tu hombre con los pies

Con los pies puedes excitar y masturbar a tu pareja. Sigue estos consejos.

La podofilia es un tipo de parafilia que hace que las personas se sientan sexualmente atraídas hacia los pies, consiguiendo excitarse con su contacto o manipulación. Esta conducta es especialmente común en los hombres, quienes con frecuencia suelen admirar y disfrutar de los pies femeninos.

Por eso no es de extrañar que muchos chicos no solo disfruten de jugar con los pies de la mujer sino que también sientan placer al ser masturbados con esa zona del cuerpo. Si tu pareja te lo ha pedido te damos estos tips para masturbar a un hombre con los pies y hacer que disfrute al máximo de esta experiencia.

  • El uso de los pies en el sexo no necesariamente tiene que deberse a una parafilia u obsesión de tu pareja con tus pies. Esta zona del cuerpo puede ser la perfecta aliada para excitar a tu chico, pues nos permite manipular el pene de la misma forma que lo hacemos con las manos, lo que puede resultar muy interesante para variar un poco.
  • Para comenzar a masturbar a un hombre con los pies es fundamental que los mismos se encuentren perfectamente limpios, suaves y libres de durezas, de esta forma garantizas que el encuentro sea suave y placentero.
    Es conveniente lavar muy bien tus pies, exfoliarlos e hidratarlos antes de practicar la masturbación con esta zona.
  • Elige una postura cómoda para comenzar a jugar con el pene de tu chico usando tus pies. Ya sea que ambos estén sentados o recostados en la cama, deben sentirse completamente cómodos y relajados.
  • Después de los besos, caricias y juegos previos, sepárate de tu chico y comienza a estimular sus testículos con tus pies. Usa tu dedo gordo o la planta del pie cercana a los dedos para masajear suavemente la zona de manera circular, tal y como lo harías con tus manos. Estos movimientos harán que él se excite mucho.
  • Aunque el pene lubrica, es importante que tus pies se encuentren adecuadamente hidratados para que la masturbación sea más placentera. Hidrata tus pies con cualquier crema de tu preferencia y comienza a masturbar a tu pareja.
    Rodea su pene con tus dedos, como si se tratara de tu mano y suavemente comienza a realizar movimientos de arriba hacia abajo para estimular la zona.
  • Ve aumentando el ritmo a medida que tu pareja se va excitando. Al momento de masturbar a un hombre con los pies es muy importante tomar en cuenta la presión que ejerces y la fuerza de los movimientos. Con nuestras manos coordinamos mejor estos aspectos, por eso es fundamental que lo hagas con mucha suavidad y delicadeza para evitar causar molestias.
  • También es posible que él sea quien controle los movimientos, usando tus pies para complacerse, una idea perfecta para aquellos chicos que realmente disfrutan de los pies femeninos.