Así evitarás que un hombre eyacule rápido

La mujeres pueden lograr que su hombre tenga una eyaculación precoz de estas maneras

La eyaculación precoz es el problema sexual más frecuente en los hombres, quienes no tienen la capacidad de controlar la expulsión del esperma, lo cual puede ocurrir en algunos casos incluso antes de la penetración.

Cuando esto se convierte en una situación recurrente y continua, es esencial ponerse en manos de un especialista para determinar las causas y dar paso al tratamiento adecuado.

En este último, la mujer tiene un papel muy importante, y es que es fundamental que el hombre cuente con todo su apoyo para superar esta disfunción y poder llegar a disfrutar de relaciones sexuales plenas y satisfactorias.

Así mismo, hay determinados trucos y consejos que se pueden tener en cuenta para prolongar los encuentros íntimos y retrasar el clímax.

Pasos a seguir:

1. Es importante que si tu pareja sufre de eyaculación precoz de manera frecuente y recurrente seas comprensiva y no le presiones o le hagas sentir mal mostrándole negativamente que no te satisface en el plano sexual, pues esto solo hará que empeore la situación y aumentar su inseguridad y nerviosismo, lo que se traducirá en mayores dificultades para lograr erecciones más duraderas.

Lo ideal es que ambos tomen cartas en el asunto y, si es necesario, acudan juntos a terapia para que él pueda iniciar el tratamiento adecuado. En muchas ocasiones, la eyaculación precoz es un trastorno que tiene detrás significativas causas psicológicas, por lo que tu apoyo, comprensión y cariño será fundamental en todo el proceso.

En otros casos, la eyaculación precoz puede ocurrir de forma esporádica debido a situaciones puntuales concretas, algo que le puede suceder a cualquier hombre de vez en cuando, por lo que no debe ser un motivo de gran preocupación. En este sentido, hay determinadas medidas y algunos consejos que se pueden adoptar en pareja al mantener relaciones sexuales para retrasar el clímax.

2. El primer punto que los dos miembros de la pareja tienen que tener claro es que el acto sexual no únicamente se reduce a la penetración.

Para tener relaciones sexuales más satisfactorias y duraderas, los juegos previos de estimulación manual u oral, besos, caricias, roces, masajes, etc., son fundamentales y básicos para aumentar la excitación y avivar la pasión.

Además, es una buena forma de aumentar el apetito sexual de la mujer y, así, poder iniciar la penetración cuando ella esté muy excitada y a punto de llegar el clímax, lo que permitirá que ambos queden completamente satisfechos al terminar el coito.

Para que los juegos previos sean placenteros, los dos tienen que dejarse llevar, disfrutar al máximo de cada contacto y roce y estar dispuestos a innovar para no caer en rutina.

3. Así mismo, algo que puedes probar para retrasar la eyaculación masculina en el momento de mantener relaciones sexuales, es intercalar la penetración con otras formas de estimulación, como puede ser la masturbación manual u oral. Parar unos minutos cuando se esté acercando el orgasmo, le permitirá a tu chico relajarse un poco y, así, evitar la eyaculación de forma apresurada.

Este será un buen momento para que él te deleite, por ejemplo, con un delicioso sexo oral y, tras ello, volver a retomar la penetración cuando note que ha conseguido calmarse.

Hay un truco desvelado por sexológos que también puede dar buenos resultados y ayudará a prolongar el encuentro unos cuantos minutos más. Este consiste en sacar el pene de la vagina cuando el hombre sienta que va a eyacular y presionar con fuerza (sin lastimarlo) su glande durante unos segundos para, así, frenar la eyaculación.

4. Entre los trucos para controlar la eyaculación en pareja más efectivos, encontramos el hecho de variar el ritmo y la intensidad de la penetración, así como cambiar de postura en distintas ocasiones en un mismo encuentro sexual.

Además, estas simples acciones harán que tanto tú como él disfrutéis de un mayor y prolongado placer.

En cuanto a la posturas, la clave está en poner en práctica aquellas que no permitan una penetración tan profunda y que le ofrezcan al hombre una mayor relajación corporal. Las mejores opciones son posiciones como la cuchara, la hamaca, la medusa o la fusión.

5. También es posible recurrir a elementos externos que  ayuden a alargar los encuentros sexuales y descubrir nuevas formas de placer. Puedes adquirir un lubricante que ayude a retardar el orgasmo para que actúe directamente sobre la zona más sensible del pene y, por consiguiente, posponga el momento del clímax.

Acude a una farmacia cercana para informarte y no dudes en seguir atentamente todas las instrucciones de uso que se indiquen en el envase.

De la misma forma, los preservativos con efecto retardante son ideales para las parejas que desean durar más en la cama y disfrutar del placer durante más tiempo. Estos condones llevan en su composición una pequeña dosis de una sustancia anestésica muy suave que ayuda a retrasar la sensación de orgasmo.

6. Hay juguetes sexuales que ofrecen increíbles ventajas tanto para la mujer como para el hombre, como es el caso del anillo vibrador.

Este artilugio permite acelerar la sensación de orgasmo en la mujer debido a que estimula su clítoris durante la penetración y, por otro, ayuda a prolongar la erección del hombre y retrasa la eyaculación. ¿Aún no lo has probado?

7. En muchas ocasiones, una sola sesión de sexo no es suficiente, así que también puedes disfrutar de un primer encuentro más breve y saciar las ganas que les han quedado, repitiendo en una segunda tanda.

En esta ocasión, seguro que tu chico dura más y tarda más tiempo en llegar al clímax.