Las mujeres que lloran durante el orgasmo son más felices

Tener ganas de llorar después del coito es una reacción habitual

A mí nunca me había pasado. Algunas de mis amigas me habían contado que lloraban durante el orgasmo. Yo las tomaba por locas. ¿Llorar durante el sexo? ¡Imposible! Ese es un momento para disfrutar, para gozar, no para derramar lágrimas. “Si lloran es porque no las ha gustado”, pensaba. No las creía hasta que lo experimenté en mis propias carnes. Tenía una cita especial con mi pareja. No nos veíamos desde hacia dos meses. Manteníamos una relación a distancia y era muy complicado vernos más a menudo. Le echaba muchísimo de menos en el plano sentimental, pero también en el sexual, claro.

Para esta noche mágica había preparado una cena romántica a la luz de las velas. Tenía ganas de estar con él, de ponernos al día y de recuperar el tiempo perdido. Cuando acabamos de cenar, tomamos unas copas y el ambiente subió de tono. De los jueguitos iniciales pasamos al sexo más intenso, el cual acabó en el mejor orgasmo que había experimentado en mi vida. Tenía tantas ganas de sentirle, de saborearle, de hacerle el amor que cuando llegué al éxtasis empecé a llorar sin consuelo.

No eran lágrimas de tristeza, por supuesto que no. Tenía tantos sentimientos en mi interior, tantísimo placer acumulado que para poder exteriorizarlo tuve que llorar. No me pude controlar.

Ese no fue el único día que lloré durante el sexo, me ha pasado muchas más veces a partir de ese momento. Las emociones se amontonan en mi interior, salgo del plano sexual y llego a otra dimensión. Es como si el orgasmo me permitiera tocar el sentido de la existencia, como si me dejara alcanzar la plenitud.

Aunque no creía a mis amigas, ahora comprendo esa sensación y gracias a ella disfruto mucho más del sexo que antes. Ahora soy más feliz.

Llorar de felicidad durante el sexo

Lo que acabas de leer es el testimonio de Teresa, una mujer que descubrió que llorar durante el sexo no tiene nada de malo. Puede que a ti también te haya pasado o que te pase en alguna ocasión. No te preocupes, soltar lágrimas después del orgasmo es algo totalmente natural:

Llorar después de tener relaciones sexuales significa que la experiencia fue absolutamente placentera. Las mujeres disfrutan del orgasmo de manera totalmente diferente que los hombres y el llanto involuntario es la forma que ellas tienen de sacar al exterior la tensión sexual acumulada. Muchos hombres piensan que el llanto femenino durante el sexo es un golpe a su ego, un indicador de que algo malo ocurre, pero es todo lo contrario. El llanto indica que la relación ha sido realmente agradable.

En un lapso de 5 a 10 segundos, las emociones explotan y la tensión acumulada estalla: contracciones genitales, gritos, gemidos, aumento de la frecuencia cardiaca, transpiración y, por último, si el orgasmo no ha sido suficiente para liberarnos del todo, el llanto o la risa, todo depende de la persona.

En el momento del orgasmo, existe una descarga en la que los cuerpos quedan extasiados, plenos y repletos de algo que no se sabe exactamente qué es, pero que podríamos denominar felicidad. Durante el sexo, se produce una liberación de oxitocina, prolactina y endorfinas que son las culpables de esa sensación tan sumamente placentera la cual provoca lágrimas de felicidad.

Si tu pareja llora después del sexo no te alarmes, permítele disfrutar del llanto sexual, abrázala y compartan juntos ese bonito momento de intimidad.

¿Y tú? ¿Has llorado alguna vez durante el orgasmo?