Según estudio, el culpable de tu aumento de peso sería tu marido

Compartir golosinas con tu marido influye en el aumento de peso

Siempre seguiste al pie de la letra tu rutina de ejercicios, mantuviste una alimentación balanceada y estabas satisfecha con tu cuerpazo. Y de repente, después del matrimonio, nunca más lograste presumir tu figura de hace unos años. Debes saber que tal vez tu marido, incluso sin saberlo, sea el gran responsable de tu aumento de peso. Sin embargo, antes de empezar una acalorada discusión con él, necesitas saber por qué sucede esto.

Vix Brasil revela en un artículo que una encuesta realizada por la Universidad de Edimburgo en Escocia, el intercambio de golosinas como pizzas, postres y palomitas (comportamiento típico de la vida entre dos) es uno de los principales hábitos que contribuyen a la obesidad de ambos.

El trabajo científico evaluó datos relacionados con los genes, hábitos y ambientes domésticos de la infancia y vida adulta de 20 mil personas. De esta manera se logró comprobar que, independientemente de los aspectos físicos de cada participante, la convivencia con la pareja dentro de una misma casa contribuye de forma significativa al aumento de peso.

De acuerdo con Chris Haley, coordinador del estudio, el fenómeno puede ser explicado de dos formas: además del natural cambio de alimentación y aumento en la cantidad de comida preparada, muchas personas dejan de practicar actividades físicas después de iniciar una vida en familia.

Por otro lado, el estudio muestra la otra cara positiva de este suceso. El matrimonio también puede ser esencial para revertir los hábitos poco saludables cuando, en común acuerdo, ambos se motivan mutuamente a experimentar menús más equilibrados y a adoptar una rutina de ejercicios y deportes.