Cinco señales de que estás en una relación tóxica

Ideal para determinar si ese amigo o pareja te hacen daño.

Las relaciones no son fáciles, pero siempre hay un límite que separa la dificultad del verdadero daño. Está en nosotros darnos cuenta de en qué momento se cruza ese límite, pero a veces es complicado asumirlo, en especial cuando hay sentimientos involucrados.

Matthew Hussey, experto en relaciones de Get The Guy, nos explica cuáles son las señales de que estamos en una relación tóxica, ideal para determinar si ese amigo o tu pareja te hacen daño.

1. En una pelea se inclinan más hacia la agresión que la resolución de problemas. Por lo general las personas tóxicas prefieren evitar hablar las cosas y van directo a acciones que nos lastiman. Esto es una especie de mecanismo de defensa cuando se sienten más vulnerables o indefensos, “tal y como lo hace un escorpión que ataca con su aguijón cuando se siente atacado”.

2. Sienten que todo es un ataque. Cuando llegas hablando de algo que te hace feliz  puedes ir en la forma mas civilizada. Si es una agonia para ti tener que pensar en elegir las palabras adecuadas para dirigirte a esa persona quiere decir que es toxica

3. Te hacen sentir que eres la peor y que todo lo haces mal. Aún cuando es su culpa, harán todo por hacerte creer que la que está mal eres tú. Son manipuladores expertos y por supuesto que no lograrás hacerles entender o cambiar de parecer.

4. Cuando más estás sufriendo se mostrarán de lo más cariñosos y amorosos. Este punto es un poco engañoso. Todas sabemos que quien te ama debe estar no sólo en los mejores sino en los peores momentos. Sin embargo, cuando se trata de alguien tóxico, su amor surgirá cuando hayas caído por algo que ese mismo alguien te hizo. Matthew dice que: “Es una especie de compartimento un poco esquizofrénico”.

5. Se sienten incómodos con tu éxito. Y de paso, te hacen sentir que no vales tanto la pena. Esto es porque en vez de festejar contigo, se alejarán puesto que se sienten débiles u opacados ante tu éxito. En cuanto tengas algo bueno o que te haga feliz que contarles, cambiarán el tema o hasta harán drama para denigrarte. Eso sí, cuando te pase algo malo, ahí estarán, pues es cuando más fuerte se sienten.