Historia de amor: Decidieron ponerse en forma juntos y en 18 meses lograron algo increíble

Llegaron a comer 8000 calorías diarias, hoy han cambiado por completo su estilo de vida.

Siempre dicen que cuando queremos hacer cambios radicales y trascendentales en nuestras vidas es más fácil si alguien nos acompaña en ese camino.

Justamente, eso es lo que ocurrió a una joven pareja norteamericana, Lexi Reed y su esposo Danny se comprometieron a liberarse del sobrepeso que durante mucho tiempo complicó parte de sus vidas. Además, sus ganas de ser padres los empujó a ponerse en forma con el fin de que sus cuerpos estuvieran óptimos para dar vida y mantenerse sanos para proteger a su bebé.

La idea surgió la noche de año nuevo a inicios de 2017. “Estaba cansada de hablar sobre perder peso y no hacer algo al respecto”, comentó Lexi -quien bajó 137kg- a honey.nine.com.au.

“No teníamos un plan de comidas, cirugía, entrenador personal, pero lo que sí teníamos era el uno para el otro y la motivación interna para trabajar duro todos los días (…) Queríamos ser padres en el futuro y vivir una vida más larga juntos”, escribió la mujer en su cuenta de Instagram que registra todo el cambio que han logrado junto a Dany quien perdió 40 kls en 18 meses y que es seguido atentamente por sus más de 490 mil seguidores.

De acuerdo a lo que Lexi comenta en entrevista a Honey, se casaron en 2015 después de ser novios en la secundaria. Su estilo de vida era el de consumir mucha comida rápida en vez de cocinar en casa alimentos más saludables. Llegaron a comer hasta 8000 calorías diarias.

Cuando decidieron realizar el cambio no tenían recursos para contratar un entrenador personal, nutriólogo ni programa de alimentación, así que sin ayuda externa comenzaron con el cambio de sus vidas. Hoy se alimentan mejor y van al gimnasio cinco o seis veces por semana.

Juntos en cada parte de este proceso se han animado mutuamente todas las veces que quisieron renunciar. “El mejor regalo que recibiré este año es mi salud”, comenta Lexi en Instagram.

#throwbackthursday to my wedding bra & when they fitted me into a 52F bra. When I married @discoveringdanny on October 3rd, 2015 – I weighed 485lbs. I always wanted to lose weight, but it wasnt until January 2016 I fully committed & then lost 300lbs. Nothing about shopping for a wedding dress at 485lbs was glamorous. Between not being able to find a dress to getting fitted for a bra – nobody knew how to treat a plus size bride. Nobody knew how to make me feel like a bride, and not my size. Thank god I was strong enough to know my worth, and kept searching for my 34W dress even though I questioned if I would ever find one. I debated for a long time about opening my own plus size bridal shop after my experiences dress shopping, but nothing they said to me, and no judgemental looks could make me feel any less. Skinny or heavy I was getting to marry my bestfriend after 10 years. Skinny or heavy I knew I would feel beautiful on my wedding day. Skinny or heavy I knew it was going to be a day i'd never forger & one of the best days of my life. Skinny or heavy – I was worthy of someone who loved me for my heart and not my size. Never make anyone feel any less because they're not a size 0 or what society says they should be. I CHOSE to get healthy because I loved myself enough to change my life. Not because I was unhappy with who I was before. I'm super proud of the girl who fought to get where i am now. I chose to get healthy for me, not anyone else. Love yourself enough to live your best life – start today! #obesetobeast #dietbet #fatgirlfedup #fedup #sweat #dance #goals #weightloss #gym #weightlossjourney #diet #extremeweightloss #swolemate #fitcouple #instafit #food #lowcarb #countingcalories #progress #plussize #effyourbeautystandards #wedding #selflove #weightlosstransformation #fatgirlfedupsdietbet #fattofit #transformation #fitspo #weightlosstransformation

A post shared by Lexiiii ❤ (@fatgirlfedup) on