Aprende a pedir lo que más te gusta en la cama y grita de placer con estos consejos

No tienes que dar todo un discurso para que tu pareja cumpla tus deseos, con esto harás que el encuentro se vuelva de lo más placentero

La herramienta más útil y popular para un buen encuentro sexual es sin duda la comunicación. El problema es que para muchas personas, es algo complicado, especialmente cuando de encuentros sexuales se trata.

Si eres el tema de comunicarte a través de las palabras con tu pareja en la cama, te resulta casi impensable, estos consejos te ayudarán a que todo fluya mejor.

  • Muéstrale qué te gusta. A veces es necesario tomar la iniciativa en estas cuestiones. Ponle el ejemplo práctico de lo que te gusta; será más sencillo para tu pareja, simplemente copiar lo que ya te vio hacer.
  • Toma su mano. Enséñale el recorrido que funciona para ti, pero guiando su mano. Aunque seas tu quien determine el movimiento, a tu pareja le quedará más claro lo que estás esperando que suceda y cómo te gusta que te toquen.
  • Un poco de pro actividad. No esperes a tu pareja para dar el paso. Muchas mujeres simplemente se tienden en la cama esperando que la otra persona haga todo el trabajo. Muestra un poco de entusiasmo, muévete como a ti se te antoja, marca el ritmo que te funciona y ve su reacción; ponte en una posición que te guste y ve a tu pareja a los ojos, invítala a que te siga el juego.

Otra opción que valdría la pena explorar es darte un espacio para observar qué te gustaría, qué quieres, qué te gusta y cómo te gusta. Una vez que tengas más clara tu propia expectativa y panorama sexual, escríbelo.

Esto nos puede servir para tres cosas principalmente:

  1. Conocerte mejor a ti misma y tener una mayor claridad acerca de tu sexualidad.
  2. Para que la próxima vez que tu pareja te pregunte: “¿Qué quieres?” no te quedes en blanco y hagas como que no escuchaste la pregunta. Si ya tienes las respuestas "preparadas", será más fácil contestarle.
  3. Una vez que lo tengas claro y lo escribas, envíaselo. A veces, hablar de temas sexuales frente a frente es muy complicado pero teniendo un intermediario –como la pantalla de nuestra computadora y/o teléfono celular- se vuelve mucho más fácil.

Ahora sí, ya estás lista para animarte a hacer algo distinto la próxima vez que estés con tu pareja. ¡Ponlo en acción!