Esta es la razón por la que nos enamoramos de alguien físicamente similar a nosotros

No es coincidencia que tu y tu pareja tengan una nariz similar

La mayoría de la gente ha experimentado atracción casi instantánea con otra persona, ya sea de naturaleza social o sexual. Pero si aún estás convencida de que aquella vieja creencia que dice que "polos opuestos" se atraen, teneos que decirte que no siempre aplica cuando de amor se trata pues los expertos creen que se trata de todo lo contrario: mientras más similitud, mayor atracción.

Los investigadores sugieren que puede tener que ver con la correspondencia de circuitos neurales.

De acuerdo con un estudio realizado por varias instituciones de investigación en Alemania (Universidad de Lübeck, The Charité Universitätsmedizin de Berlin, Humboldt-Universität zu Berlin, nos sentimos atraídos por personas que son similares a nosotros, es decir, que presentan rasgos físicos similares a los nuestros, en contraposición a alguien que es nuestro opuesto.

Intencionalmente queremos a alguien como nosotros no sólo por cómo piensa o actúa sino porque asociamos su físico con cierto parecido a miembros de nuestra familia. Para llegar a conclusiones, el estudio publicado en la revista cinetífica, Proceedings of the National Academy of Sciences, el equipo de investigadores se cuestionó de cerca la forma en que se sucita una atracción instantánea entre extraños y cómo es que ésta trabaja en el cerebro.

El equipo expuso a 19 hombres y 21 mujeres voluntarias a videos de seis mujeres diferentes. Los voluntarios tuvieron que señalar qué sentimiento estaba expresando cada una, al tiempo que afirmaban qué tan seguros estaban de ello. Los voluntarios también fueron cuestionados antes y después sobre a cuál les gustaría conocer en la vida real. Esto con el fin de medir sus niveles de atracción a las diferentes mujeres.

En un segundo experimento, se pidió a un grupo diferente de voluntarios que miraran los mismos vídeos de mujeres que mostraban diferentes emociones. Esta vez el grupo fue sometido a imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI) para entender mejor la actividad cerebral que se produjo durante la visualización. Cuando los investigadores combinaron datos de los dos experimentos, un patrón comenzó a tomar forma: Cuanto más confiaban los voluntarios en su habilidad de identificar correctamente las emociones de los modelos, más atraídos les sentían. y el cerebro de los voluntarios sometidos al fMRI se iluminaba más cuando veían a mujeres cuyas emociones les daba la seguridad. se acertar.

Nos sentimos atraídos a aquellos con ADN similar

Un estudio realizado en 2014 por la Universidad de Colorado encontró que cuando estamos buscando una pareja a largo plazo, vamos para aquellos que tienen ADN muy similar al nuestro. Esto se llama "apareamiento asertivo genético". Las parejas casadas, según el estudio, tienen un ADN mucho más similar que si eligieran aleatoriamente a dos extraños en la calle. Es como si pudiésemos olfatear la composición genética human

¿Atracción fraternal?

No tiene nada que ver con el incesto, no nos enamoramos de esa manera de nuestros hermanos o padres sino que hay algo en tus rasgos o de algún miembro de tu familia que te resulta atractivo. Va de la mano con la cuestión del ADN. Así que no te espantes si de pronto descubres que tu pareja se parece a tu abuelo cuando era joven.