5 preguntas básicas que debes hacerte si ya no te sientes tan feliz en tu relación de pareja

Las cosas no siempre pueden ser como quisiéramos pero siempre podemos redireccionarnos hacia lo que nos hace sentir mejor

Si últimamente sientes que estás atrapada en una relación complicada o que las cosas no han fluido como quisieras, quizá es momento de replantearte el lugar donde estás parada y si realmente eres feliz con eso.

Probablemente has pensado que tu pareja no es el príncipe de cuento que esperabas o que no comparten los mismos intereses e ilusiones y si te estás preguntando: ¿por qué no me siento tan feliz? entonces es hora de tomar un tiempo para respirar, meditar y responderte estas preguntas.

¿Cuánto tiempo llevo sintiéndome infeliz?

Las relaciones pasan por tiempos buenos y malos y si de pronto te sientes en la amargura, no significa que no exista una resolución o cura. Sin embargo, si llevas con esa sensación semanas, meses, o incluso un año entero,  significa que es probable que estés por mal camino.

Las razones por las que eres infeliz pueden ser muchas y cambian con el paso del tiempo. Todas las relaciones tienen problemas y se resuelven, pero si surgen cada dos semanas, eso te mantendrá infeliz. Si no recuerdas cuando empezaste a sentirte así en tu relación, pero constantemente expresas sentimientos de angustia y malestar con tus amigos, es claro que es una realidad continua que lleva tiempo atorada en tu pecho.

 

¿Estoy siendo justa con mis expectativas?

Todos nos adentramos a una relación con un conjunto de deseos y necesidades que reflejamos en el otro, sin embargo, muchas veces estos se convierten en expectativas que una pareja no siempre puede ser capaz de cumplir.

Si te sientes infeliz con tu relación, es probable que tu pareja te esté decepcionando, ya sea porque no tiene suficiente tiempo para ti  o porque no está pensando en un compromiso a largo plazo. Algunas de estas situaciones pueden tener solución si se llega a un mutuo acuerdo, pero ¿necesitas tener a tu pareja 24/7 para sentirte conectada o es porque te atormentan las inseguridades sobre él? Tus relaciones pasadas tienen mucho peso sobre las nuevas y por ende creas expectativas para protegerte, pero no hay que confundir lo que se necesita con lo que se quiere. Así que si te sientes infeliz y no ves salida, quizá estés esperando demasiado de tu pareja en poco tiempo.

 ¿Esta relación está sacando lo mejor o lo peor de mi?

Si estás constantemente irritable, ansiosa o preocupada por el futuro o si sientes una inestabilidad emocional y que tu pareja no te apoya, seguramente te sentirás decaída o triste todo el tiempo.  Esto es una clara señal de que tu situación te está afectando a nivel personal y por ende, tu entorno.

Tal vez sin darte cuenta, tu pareja te está impidiendo hacer muchas cosas que te hacen bien. Una asociación fuerte debe tener un espacio para que cada quien pueda hacer todas las cosas que necesita para buscar su propia satisfacción personal. Asegúrate de que puedes adaptarte y prosperar con tu pareja.

¿Lo que siento ahora me recuerda a una experiencia pasada?

Quizá tu pareja está haciendo algo que te remite a una relación pasada que no te hizo precisamente feliz. Sanar heridas de relaciones pasadas cuesta trabajo y toma tiempo y tu nueva pareja está para ayudarte a salir adelante, no para estancarte y hacerte caer en el mismo ciclo vicioso.  Claro, no necesariamente los malos recuerdos tienen origen en una pareja pasada, la angustia y la tristeza puede provenir -inconscientemente- de una mala relación que tuviste con tu padre pero ante todo, es importante no mezclar los tiempos y situaciones pasadas con lo que tienes ahora.

A veces estas situaciones tiene solución si se trata de algo que va más allá de una incompatibilidad con tu pareja, es decir que es un conflicto interno que puedes sanar con ayuda de un profesional de salud mental o con el apoyo de tu pareja.

 

Y la más importante…

¿QUIERO ESTAR CON ESTA PERSONA EL DÍA DE MAÑANA? 

Aunque suene trillado, el hecho de pensar un futuro con tu pareja es muy importante. Quizá no sea en sagrado matrimonio, quizá sea en unión libre o cualquier otro tipo de unión, pero cuando estás feliz, pensarás en mil y un formas de pasar el resto de tu vida con alguien (aunque no pase).

Nunca se sabe si van a ser capaces de seguir creciendo juntos o si las circunstancias de la vida los separa. Lo único que puedes saber todos los días es si aún quieres estar con tu pareja cuando te despiertes a la mañana siguiente. Si la respuesta es no porque te siente molesto, frustrado o confundido la mayor parte del tiempo… entonces quizá sea momento de terminar con el vicio.