Día Internacional del Beso: Salvemos esta demostración de amor

La falta de besos es uno de los primeros indicios de que algo se está enfriando en la relación.

Hoy celebramos el Día Internacional del Beso que lamentablemente va a la baja.

En 2011 una pareja en Tailandia decidió batir un récord mundial, pasar 46 horas besándose y lo logró. A partir de ese momento todos los 13 de abril el amor triunfa y medio mundo se besa por la vida en todas las latitudes.

Sin embargo, este hermoso gesto de amor cada vez se limita más a un saludo o despedida, impidiendo el libre fluir de las emociones. La verdad es que no necesitamos un motivo protocolar para besarnos. Podemos hacerlo cuantas veces queramos y simplemente porque nos da la gana, esos sin duda son los mejores.

Pero vemos cómo muchas parejas estables dejan lentamente la espontaneidad de un beso por diversos motivos y bueno, lo que sea que les lleve a dejar de besarse solo demuestra que la relación comienza a enfriarse. Sabemos que hay relaciones melosas y también -por experiencia propia- debo decir que es bien desagradable ir en el metro y que una pareja se esté chupando la cara en medio de una masa acalorada y asqueada por la rutina. Obvio, que eso no le gusta a nadie. Pero bueno ese es otro tema.

6aedf067d52aed145436a15fdb865cdf660x650.jpg

Foto: Pinterest

Nos llegó un estudio realizado por Second Love -red social para personas comprometidas que buscan una relación paralela- asegurando que las parejas “formales” se besan menos que las parejas “clandestinas”. La gente de esta red social consultó a sus usuario sobre las demostraciones de afecto hacia su pareja y su amante: ¿qué despiertan los besos en ambos casos?

Incluso afirman que la crisis de los besos llega incluso antes que la de los 7 años.  “Tanto usuarios hombres como mujeres manifestaron que durante la primera etapa de su matrimonio había más pasión en la pareja y los besos eran cotidianos. A partir de los tres años, la cifra comienza a descender: apenas el 25% besa a su esposo/a con frecuencia”, informan en un comunicado.

gayisraelkiss660x650.jpg

Foto: Pink News

Estudios anteriores de la plataforma destacaron que en el caso de los hombres el principal motivo de la infidelidad es que su vida sexual no los satisface y que están cansados de la rutina. Las mujeres, en cambio, buscan encontrar alguien que les preste la atención que no tienen en su pareja.

Claramente, mantener el fuego en la relación es trabajo y dedicación que no todas las parejas superan. Pero si comenzamos por mantener los besos como una libre y espontánea demostración de amor siempre habrá una conexión que permitirá a ese sentimiento trascender.