Orgasmo cósmico: el orgasmo más largo y poderoso de tu vida

Un orgasmo que no sólo implica contacto físico sino una conexión espiritual contigo y tu pareja

Por Karen Hernández

El orgasmo es el placer más intenso que un ser humano puede sentir. Es una explosión de sensaciones que te invade todo el cuerpo y te deja en un estado de relajación y una satisfacción indescriptible. 

Este se logra a partir de la estimulación las zonas sexuales mediante caricias, cunnilingus (estimulación oral), masturbación (propia o de tu pareja) o bien, la penetración. Ya que nuestro mecanismo, reacciones físicas y sensaciones son tan variadas e inesperadas, se dice que existen hasta 10 orgasmos diferentes, según el tipo de estimulación. Estos van desde el que se logra mediante la estimulación del clítoris, hasta el mental (porque el poder de la mente es tan fuerte que puede provocarnos sensaciones orgásmicas) y claro, también existen estimulación mezcladas que dan como resultado un orgasmo cervical o el llamado orgasmo cósmico. 

       DESCUBRE MÁS

 

El orgasmo cósmico es tan poderoso como su nombre, una verdadera explosión de éxtasis erótico. Para lograrlo, se requiere de una conexión perfecta con la pareja ya que involucra una fuerte energía y espiritualidad, de acuerdo con el Tantra (proveniente de la sabiduría hindú. 

El sentido del sexo para el tantra, es mucho más profundo que el placer genital, se trata de un método utilizado para canalizar la energía y alcanzar no sólo el placer, sino una conexión espiritual. De acuerdo con el Tantra, para lograr esto con la pareja, primero es necesario hacerse el amor a una misma. Esta canalización de energía se logra mediante el control o retención de la eyaculación que llevará a un orgasmo prolongado pues se potencia la sensibilidad del cuerpo. Llegar a esto no es tarea fácil, ya que se trata de un método que requiere de gran disciplina y voluntad. Esto es lo que debes hacer:

1. Aunque no lo creas, el yoga y los ejercicios de meditación son una gran herramienta para lograrlo ya que este te permite entender la conexión entre el cuerpo y la mente, de modo que alcanza una conciencia plena de tu existencia. 

2. La respiración es fundamental en esta práctica pues hay que aprender a sincronizar con la pareja. Para esto, se recomienda hacer ejercicios de respiración, como ponerse frente al otro, abrazarse y respirar al unísono por cinco minutos. Los mismo ejercicios de meditación te pueden ayudar a encontrar ejercicios de respiración que puedes hacer con tu pareja.  

3. Quédense quietos. Tu pareja debe penetrarte y dejar el pene inmóvil. ¿Entonces cómo se supone que estimulará? Fácil: el pene y la vagina tienen movimiento propio por lo que las pulsaciones que tienen, son una especie de caricia suave en el interior, pues además, las paredes vaginales lo "succionan", logrando una estimulación única. Hagan este ejercicio por 30 minutos. Ojo: recuerda que no debe haber eyaculación de ninguno, por lo que si sienten que esta se acerca, deben realizar los ejercicios de respiración antes mencionados.