Juguete sexual del mes: muñeco inflable para mujeres

Nuestra sexóloga Alessia Di Bari nos revela todos los secretos de los muñecos inflables para mujeres

Por Alessia Di Bari

Sexóloga

– ¿Qué es? Es un muñeco sexual inflable, puede venir en diferentes presentaciones, y varios tamaños. A la mayoría de los modelos les puedes intercambiar el dildo, así cuando te aburras de uno ¡pruebas con otro! También, por si lo prefieres más grande o más pequeño… simplemente a la medida ideal para ti.

DESCUBRE MÁS

 

– ¿Existe un material ideal? Hay desde el más sencillo de los plásticos hasta el silicón más avanzado y suave que existe. No hay que perder de vista que esto impacta directamente sobre el precio, ya que algunos pueden llegar a costar hasta 8 mil dólares. Es cuestión de cuánto le quieras invertir a tu nuevo compañero.

– ¿Todos tienen la misma función? En estricto apego, sí. Todos tienen la función de estar para ti, sin hablar y sobretodo, siempre dispuestos y listos para la acción.

– ¿Para qué sirve? Es ideal para ti, si quieres experimentar algo diferente y no tienes reparo en tenerlo en tu hogar. La mayoría de las mujeres que los utilizan juegan solas con él, no es un juguete para compartir con alguien más.  Puedes usarlo si te sientes algo inexperta y quieres practicar tus movimientos sin sentirte presionada o juzgada; también es perfecto para la mujeres que buscan placer en solitario, pero les gusta jugar de a dos.

¿Cómo se usa? Lo primero que tienes que hacer es leer las instrucciones, para ver los cuidados que necesitas tener con él. Antes de empezar lávalo con agua y jabón neutro, en caso de ser de plástico o pásale una toallita húmeda para quitarle el polvo que pueda traer, en caso de ser de silicón. Recuerda que -al ser un muñeco- no lubrica, por lo que es importante tener un lubricante a la mano. Recuerda estar relajada para poder disfrutar de la estimulación y dejar que tu imaginación se encargue del resto.

Ya que estás cómoda, puedes jugar con el todo el tiempo que quieras, el límite lo pones tú.

– ¿Cuánto tiempo debe durar la experiencia? El tiempo que funcione para ti. Como siempre, mi recomendación es empezar poco a poco e irle subiendo el tiempo y la intensidad –acorde a lo que vayas necesitando-.

– Frecuencia. No hay un ideal en la frecuencia, la cantidad de veces que para ti esté bien, esa será la frecuencia correcta.

Necesito saber. Existen muñecos de silicón, tamaño real, con los pectorales firmes y una textura muy parecida a la humana, lo que los vueleve muy agradables al tacto. Es decir, réplicas exactas –de quien te guste, pues se pueden hacer sobre pedido- para un mayor placer.