Relaciones sanas vs. dependencia tóxica: El amor no tiene que doler

La palabra “amor” y “tortuoso” nunca deberían estar en la misma frase.

¿Se han fijado en los mensajes que nos envían las películas románticas? “El amor no es fácil, si lo quieres, tendrás que luchar por ello”. ¿Por qué es necesario sufrir para amar?

Si quieres una relación tortuosa, que básicamente se trata de dependencia y manipulación, claro que te tendrás que preparar para sufrir. A no ser que tengas problemas emocionales, lo normal es que esa no sea tu meta.

El amor es algo increíble y tener una relación de pareja sana te llena el alma. Hay muchos conceptos errados en torno a la vida en pareja, y es importante que los aclaremos para no seguir cometiendo los mismos errores, y, principalmente, para ser felices.

tumblrinlinemiwz6qubww1qz4rgp.gif

Chicken Smoothie

Los dos son iguales

En una relación tóxica, siempre habrá una persona que está “por encima” de la otra. Eso es dominación y aunque no lo creas, hay muchas personas que lo permiten, porque temen perder a la persona que está a su lado.

En una relación sana, los dos tienen la misma importancia, se complementan, no compiten, se respetan.

Hay comunicación

Todas las relaciones tóxicas tienen algo en común: la comunicación falla. Puede ser el modo, la cantidad o la calidad: para ellos, los problemas se evitan y ninguno de los dos tranza.

Una relación sana toma los problemas como una oportunidad de crecimiento. Obvio que nadie busca los problemas, pero si están allí, se hace algo para resolverlos: hablar.

La confianza es clave

Los celos son protagonistas en las relaciones tóxicas. Uno desconfía del otro, especula, ofende y genera conflictos. Las relaciones sanas se basan en la confianza, incluyendo todos los ámbitos de la vida.

Te quiere tal como eres

Una persona que te ama no te quiere cambiar, le gustas con tus virtudes y defectos. Si tu pareja te “sugiere” constantemente que cambies tu forma de ser, pregúntate a ti misma si quieres estar con alguien que no respeta tu interior y/o exterior.

Independencia positiva

Estás en pareja, pero sigues siendo un individuo, entonces es lógico que necesites tiempo para ti misma. Eso no quiere decir que no quieras pasar tiempo con la persona que amas, sino que valoras tu crecimiento personal. Las parejas que necesitan hacer todo juntos suelen entrar en dinámicas tóxicas.