Tips básicos para mantener encendida la pasión en la pareja

Sigue estos tips para no caer en la rutina y siempre mantener encendido el deseo

Por Alessia Di Bari

Sexóloga 

La pregunta del medio millón de dólares: "¿Cómo mantener encendida la llama de la pasión?" Pues bueno, si bien no hay una fórmula, sí hay algunos tips que te puedo dar y que estoy segura te serán de gran utilidad –si los pones en práctica-.

DESCUBRE MÁS

Saquen a pasear al sexo… olvídate un tiempo de la cama y prueben otros lugares: la cocina, la sala, el coche, el baño… ¡se trata de romper con la rutina!

A veces, no tenemos tantas ganas, pero sí queremos. Así que se vale decirle, sólo hoy ¡sírvete! 'Yo seré tu muñequita de trapo y si tu haces el trabajo yo coopero'. No es cosa de todos los días, pero de cuando en cuando, se vale. Por supuesto ¡también se vale al revés!

Después de un tiempo de estar con la misma pareja, por alguna extraña razón, dejamos de acariciar… como que vamos a lo que vamos y nos olvidamos de recorrer su cuerpo, acariciarlo, besarlo, lamerlo… acuérdate cuando se conocieron, vuelve a explorar a tu pareja, sólo que esta vez, con nuevos ojos.

¿Nunca has querido ser alguien diferente? Pues ahora es el momento de sacar tus dotes histriónicas y jugar a ser la vecina, la actriz favorita de tu pareja, la colegiala, la enfermera o cualquier otro personaje que te ponga en mood querendón.

Se vale compartir, es otra forma de conocernos. Es más, pueden jugar a imitar lo que sucede en la pantalla o por separado, escoger su momento porno favorito y enviárselo al otro ¿Quién dijo que conocerse es tedioso?

Tócate para tu pareja, muéstrale cómo te gusta… además de sexy, puede resultar un momento muy educativo.

Si un día tu pareja no tiene tantas ganas, pero tú sí… pídele que te de un masajito ¡con final feliz! No tiene que haber penetración para que el encuentro sea satisfactorio para ambos, en ocasiones, un masaje ¡es más que suficiente!

Atrévete a decirle cosas subidas de tono, el famoso dirty talk puede ser un gran aliciente al momento de estar juntos. Primero háblenlo en pareja, para que no agarres de bajada a tu pareja.

¿Sabías que una de las fantasías más recurrentes de las mujeres es ser una "chica mala"? Anímate a vivir la experiencia en cortito, jueguen a la "escort", vístete como crees que se vestiría alguien con esta profesión y toma el control del encuentro.

No todo empieza en casa… puedes ir pre-calentando a tu pareja con muchas horas de antelación. Empieza desde temprano con mensajito candentes a su teléfono móvil o mándale un correo escribiéndole detalladamente qué le vas a hacer en cuanto se vean.

Estos son sólo algunos consejos que te le pueden aportar algo distinto a tu encuentro sexual y ayudarte a salir de la monotonía; hay muchísimas formas más, pero como siempre, lo más importante es hacerlo y observar qué sucede.

Si sientes que necesitas algo más, también se vale pedir ayuda de una profesional y ver qué está pasando con tu relación para poner cartas en el asunto antes de que sea demasiado tarde.