Practicar sexo oral: ¿dominación, obligación o placer?

La sexóloga Alessia Di Bari nos cuenta que, para muchos, el sexo oral se ha vuelto una tendencia por lo que puede llegar a ser visto como una especie de obligación, aunque en realidad no lo es

Por Alessia Di Bari/Sexóloga

El sexo oral, cuando se le practica a un hombre, también se le conoce como felación y se trata de chupar, lamer y/o besar el pene con la boca, con la lengua y/o con los labios.

Si bien es una práctica habitual entre las parejas y que día con día toma más adeptos, hoy parecería un must. De ahí la razón por la que muchas personas crean que es prácticamente 'obligatorio'.

La realidad es que muchas mujeres, e incluso algunos hombres, no disfrutan recibiendo y/o haciendo una felación. ¿Por qué? Puede haber innumerables razones, desde alguna mala experiencia previa, hasta tener ideas muy conservadoras acerca del sexo. Esta última, por ejemplo, es muy común. Existen muchas mujeres que no pueden evitar hacer la siguiente asociación: practicarle sexo oral a un hombre es igual a ser una prostituta.

Esto es lo que necesitas saber sobre el sexo oral:

1. En la sexualidad NADA es obligatorio; por lo tanto, una felación nunca es obligatoria.

2. Existen infinidad de juegos sexuales que pueden colmar de placer a un hombre, sin tener que hacerle sexo oral forzosamente.

3. Aunque el sexo oral es una gran herramienta para 'entrar en calor', no es la única… puedes utilizar TODO el cuerpo para excitar atu pareja, la boca no es nuestro único recurso para dar placer. Al final, la decisión es tuya. Hay mil y un motivos por los cuales las mujeres no nos animamos a practicarlo, las dos más comunes son:

– Lo sienten un acto de dominación. Hay muchas mujeres que por la simple posición, lo ven como un acto de sumisión o dominación por parte de su pareja; sobre todo si este está parado y ella de rodillas. Yo creo que es cuestión de enfoques, también es un lugar de mucho poder, todo tiene que ver con la actitud; si en lugar de adoptar una actitud 'sumisa', te apropias de lugar… eres tú la que 'domina' su placer, tú decides qué le haces y qué no, a qué ritmo y con qué intensidad. Piénsalo.

– El olor y el sabor del pene. Esta es otra de las grandes razones por las que una mujer puede decidir no hacerle sexo oral a un hombre. Aquí sí, puede ser por falta de higiene, pero nada que no se quite dándole un bañito antes de empezar la acción. Esto tiene solución muy rápido, pero si aún así sigue sin gustarte el sabor del pene, puedes usar lubricante de sabores o aventurarte con la crema chantilly o un poco de leche condensada. De tarea, observa qué te pasa, cómo te sientes cuando le haces una felación a tu pareja. Si tuviste una 'mala experiencia', tal vez ya es tiempo de volverte a animar, quizá te llevas una sorpresa.