¿La distancia entre los ojos y la nariz puede revelar el tamaño del pene?

Un nuevo estudio que fue lanzado recientemente asegura que existe una correlación entre la distancia desde la punta de tu nariz y el centro de tu ojo, y el tamaño de circunferencia del pene

Un nuevo estudio publicado en Craniometry And Physiognomy por el Dr. Franklin Gall de Brooklyn Park University ha establecido por primera vez una relación entre características faciales y el tamaño de pene. Aunque el (sorprendentemente aún) popular mito de que las manos y pies grandes equivalen a un pene grande ha sido desacreditado, los investigadores aún creían que las relaciones proporcionales entre diferentes partes del cuerpo aún existían.

       DESCUBRE MÁS:

 

El estudio se inspiró en el hombre de Vitruvio de Leondardo Da Vinci:

Imagen foto_00000002 

Participaron 4,116 hombres con distintos antecedentes culturales en siete hospitales participantes. Los participantes se sometieron a pruebas físicas, compartieron su historial médico y fueron escaneados en 3D. La información fue dividida en diferentes mediciones y se buscaron similitudes para analizar.

De manera interesante, el Dr. Gall y su equipo encontró muchas mediciones claras que correlacionaba distintas características físicas e indicadores de salud. Algunos de los hallazgos más relevantes incluyen: Las personas con una proporción de envergadura de alas y altura mayor a 1.4 eran más propensos a desarrollar artritis; las mujeres con un hueso peroné (en la pierna inferior) más largo que el promedio tienen lóbulos de la oreja más grandes, y la altura de la frente se correlacionó con la anchura del pie en el 90% de los individuos de ambos sexos.

El hallazgo más interesante, sin embargo, fue la distancia entre el medio del ojo izquierdo y la punta de la nariz era perfectamente proporcional a la circunferencia del pene erecto de un hombre.

¿Cómo se puede confirmar? Usando la mano izquierda y colocando la punta del dedo pulgar encima de la punta de la nariz y el dedo índice extendido sobre la mitad del ojo (cerra, claro) podrás corroborar lo que dice este estudio. 

 

Imagen foto_00000001