Estómago lleno, corazón contento: estudio respalda la teoría

¿Una buena cena puede afectar tu disposición en el amor? La investigación de la Universidad Drexel afirma que tener el estómago vacío te hace menos propensa a captar señales románticas.

“Tengo una cita, espero que comamos algo rico”. ¿Se han preguntando por qué casi siempre asociamos una cita exitosa a una cena deliciosa? Puede ser que este concepto sea una creación de las películas románticas, pero al parecer, esa asociación tiene bastante sentido.

Un estudio hecho por investigadores de la Universidad Drexel en Filadelfia, Estados Unidos, reveló que comer una rica cena puede influir positivamente en la disposición de las mujeres hacia las señales románticas.

El análisis es la continuación a un estudio publicado previamente en el diario de salud Obesitysin embargo, los investigadores de la Universidad de Drexel quisieron darle un foco distinto a la relación que existe entre la comida y los estímulos cerebrales en las mujeres.

Luego de observar los resultados de scanners y resonancias magnéticas de mujeres que hacían dieta regularmente y en otras que no, se concluyó que un estómago satisfecho tiene relación con la respuesta a estímulos amorosos.

eating6015811280.jpg

(cc) stokpic / Pixabay

En los exámenes médicos, las mujeres tenían que observar imágenes románticas; algunas de ellas lo hicieron luego de haber comido y otras con el estómago vacío.

Se descubrió que el cerebro de las mujeres que hacían dieta permanentemente y de las que comen todo tipo de alimentos respondía más activamente a estímulos sexuales y románticos luego de haber comido.

El estudio afirma que existe un circuito neuronal que conecta a la comida con el deseo sexual y que esto explicaría por qué algunas regiones del cerebro suelen activarse simultáneamente ante estímulos relacionados a estos dos elementos.