Lo que debes y no debes hacer en caso de “ghosting”

Cómo sobrevivir a una ruptura amorosa sin adiós.

¿Qué hacer cuando el otro no quiere volver a vernos, pero no lo sabemos? ¿Y qué no hacer? Junto al ghosting, el post-it con que Jack Berger dio por terminada su relación con Carrie Bradshaw, no es nada: ella por lo menos supo que la cosa había llegado a su fin.

Nadie quiere una pareja que desaparezca, en vez de explicar de frente las razones del rompimiento. Sin embargo, el fenómeno es más común cada vez, y lo resentimos más porque las redes sociales y las apps nos han acostumbrado a la conexión constante. El silencio virtual nos descontrola más que nunca.

Por eso necesitamos saber cómo actuar cuando el otro, de pronto, deja de figurar en el panorama.

No busques pareja de inmediato

Necesitas reponerte de la decepción, tienes mucho que pensar, y también necesitas recuperar la confianza. Todo lo anterior requiere tiempo.

No caigas en el error de creer que todas las personas son iguales

Te fue mal, cierto, pero en el mundo hay más personas valiosas que cobardes. Date la oportunidad de comprobarlo.

Procura aprender de la experiencia

Suena horrible, casi podría dar risa, ya sé, pero algo benéfico puede salir de todo esto, aunque haya sido tan desagradable. Tal vez la próxima vez debas tomártelo con más calma, no lo sé, cada caso será distinto.

 

5742306271ee4ce20135b660x650.jpg

(cc) Mmcdj / Flickr

No te culpes

A pesar de que tal vez hayas aprendido algo, ten claro en todo momento que no es tu culpa que el otro no haya tenido el valor para hablarte cara a cara.

Incluso si cometiste errores (¿quién no comete errores?), mereces saber cuando ya terminó. Lo que te hicieron no se hace. Y punto.

No te pongas en contacto

Por dignidad, porque no tiene caso, porque el otro no lo merece, porque la desaparición es ya de por sí un mensaje bastante claro.

No intentes justificar al otro

Eso te hace daño. De nuevo: no es tu culpa. No hay razón válida para huir sin dar explicaciones. Tampoco te desgastes imaginando cómo habría sido si esa persona no hubiera desaparecido. ¿Para qué proyectar posibilidades con alguien que no las merece?

Aprovecha para elevar tus estándares

Piensa un poco en cómo debe ser la próxima persona con la que salgas. Hay términos no negociables, ¿cierto?