El factor por el que puedes ser amiga de tu ex, según la ciencia

Cuando terminas una relación, siempre se ofrece el “mejor seamos amigos”, el que lo llegues a cumplir o no, depende de un factor muy simple.

Hay de todo en esta vida. Estamos las personas que no mantenemos amistad con los exes, al punto de que alguno de los dos termina su amistad en redes sociales, los que no se pueden ver ni en pintura (o hay riesgo de peleas), los que no saben qué van a hacer con ese tatuaje, y están aquellas ex parejas que incluso se vuelven mejores amigos.

¿Qué define a unas y a otras? Muchas personas afirman que es algo que se relaciona con la madurez emocional, mientras que otras dicen que tiene más que ver con cómo terminó la relación, y algunos lo manejan como una regla de vida (nunca ser amigos de sus exes). Y seguro estas son circunstancias que tienen mucho que ver., sin embargo si tenemos que apuntar a algo en específico no se nos ocurre mucho.

Sin embargo, de acuerdo a una encuesta realizada por Mic, una gran mayoría de los encuestados, un 42.7% no mantiene una relación de amistad con sus exes. Mientras que un 27% de los encuestados dijo que sí mantenían una amistad con sus antiguas parejas, aunque sólo después de que hubiese pasado un tiempo. El 14.5% hizo la transición fácilmente y un 14.5% admite que sólo los mantienen en redes sociales.

128291880156890a2f234b.jpg

(cc) Ed Yourdon | Flickr

Dónde está la diferencia

Según un estudio publicado en el Journal de relaciones personales y sociales, el nivel de compromiso equivale a la cercanía después del rompimiento.

En el estudio realizado, se siguió a un grupo de personas heterosexuales entre 18 y 30 años. El 49% salían casualmente, el 46% estaban en relaciones estables y exclusivas y el 5% estaban comprometidos. Eran entrevistados cada cuatro meses por un año para evaluar la calidad de sus relaciones, basándose en el el nivel de satisfacción, compromiso y alternativas disponibles.

De las parejas que habían terminado para la segunda entrevista, se medía si seguían en contacto con sus antiguas parejas, y qué tan seguido era este, también qué tan positiva o negativamente se sentían sobre ellas.

Como afirma Kenneth Tan, co-autor del estudio, a Mic:

Estar comprometido con tu pareja quiere decir que tienen intimidad, y que también quieren que la relación continúe hacia el futuro. El romance se termina pero los sentimientos de compromiso no desaparecen mágicamente. Los miembros de la pareja que se han vuelto dependientes el uno del otro, y sienten necesaria la compañía del otro para satisfacer sus necesidades tangibles (como amigos en común), e intangibles (como los lazos emocionales). Conexiones que se desarrollaron durante la relación.

Aunque la relación termine, los sentimientos que se relacionan al compromiso no desaparecen mágicamente. Parte del compromiso, cuando la relación termina, viene de valorarse como individuos, no sólo como una pareja sentimental. El mismo Tan admite que:

Estudios anteriores han encontrado que después de un rompimiento, es más probable que la amistad continúe si los miembros de la pareja eran amigos antes de estar en una relación. Aún más, ya que las amistades pueden ser un componente importante de la relación romántica, se cree que es probable que si mantienes tu amistad con alguien después de romper, es más probable que mantengan esa amistad después.

La clave se encuentra en un interés genuino por la otra persona como individuo y amigo.