7 razones por las cuales no debes comprometerte

La boda ideal y vestir de blanco es el sueño de muchas mujeres. Pero, ¿tomamos la decisión sólo porque estamos enamoradas?

Hace unos días, comencé mi rutina como siempre. Me levanté, fui a la ducha y preparé un café bien caliente. Luego, tomé el teléfono celular para revisar mi correo electrónico y me encontré con un mensaje que decía algo así como: “¿Te casas? ¡Agenda tu hora con nosotros antes de que se acerque la gran fecha!”. El e-mail provenía de una conocida marca chilena de vestidos de novia y, sin saber por qué razón, tenían mi correo en su base de datos.

Claramente, mi reacción fue reírme y seguir haciendo lo que tenía que hacer en el día, pero de todas formas y por alguna razón, el dichoso correo quedó dando vueltas en mi cabeza. ¿Será que ya tengo suficiente edad para casarme? ¿Qué ocurre si yo misma considero que contraer el “sagrado vínculo” es algo que no me identifica como persona y mujer?

El sitio web Psychology Today publicó ayer un artículo titulado “7 Awful Reasons to Get Engaged” (7 terribles razones para comprometerse), el cual habla sobre distintas situaciones en que las mujeres deciden “dar el sí” a sus parejas, pero no simplemente por estar enamoradas o querer realmente hacerlo.

Ya tienes 35, 45 o 90 años

Es posible que cada una de nosotras se haya imaginado a qué edad podría estar casada o con una familia formada. Esto no tiene nada de malo, hasta que nosotras mismas pensemos que “ya estamos muy viejas para estar solteras”.

Estás aterrada de que tu pareja te deje si no te comprometes

Puede ser que nuestro novio o novia nos haya dado algunas pistas de que tiene intenciones de hacer la gran pregunta. Nuevamente, por miedo a no quedarse solo/a decimos que sí sin pensarlo dos veces y por las razones equivocadas.

Te proponen matrimonio en un lugar público y con una producción de película

“¿Cómo no voy a aceptar? Si no lo hago lo voy a avergonzar al frente de todos y voy a ser la villana de la película”, es lo que probablemente han pensado algunas mujeres en ese momento. Las redes sociales y la tecnología han hecho cada vez más reales este tipo de propuesta que ponen en aprieto a una novia indecisa y poco convencida.

Eres la única de tus amigas que está soltera

Todas tus amigas se casaron y las reuniones y juntas sociales ya no son iguales. Los temas se conversación pasaron de “cuántos tragos me tomé anoche” a “de qué color quieres pintar la pieza de tu bebé”. Esta es una de las razones que más presiona a algunas mujeres y también, la que peor nos hace sentir.

Lo único que quieres es planear una boda

Lamparas, centros de mesa y buffet. Entre tantos detalles que planear, algunas pierden el foco y se olvidan de que se casarán con su novio y no con la decoración.

Tus padres te presionan constantemente

No sólo son los padres, sino que también los compañeros de trabajo, amigos y amigas, familiares, etc, etc, etc. Sucumbir ante esta presión es fácil si lo único que queremos es dejar de escuchar el: ¿Y cuándo te casarás?

Llevan mucho tiempo juntos, lo lógico es pasar al siguiente nivel

Están prácticamente casados, pero no legalmente. Lo que sigue, según las convenciones sociales comunes, es establecer algún tipo de acuerdo. ¿Que pasa si no funciona? ¡Divorcio!

Quieres tener hijos lo más pronto posible y tu pareja es el complemento para ello

La fertilidad es un tema importante para las mujeres, sobre todo después de cierta edad. Muchas chicas deciden apurar el compromiso para cumplir con el sueño de ser madres, pero además, a una edad relativamente temprana.