4 tips para no mensajear a tu ex

Si ya sabes que una persona te hace mal, pero tienes tendencia al autoboicot, es hora de tomar medidas drásticas.

En general son las personas más dañinas, pero aplica también para cualquier persona que te pone malito de tus nervios y aun así no puedes evitar estar en contacto. ¡Es un martirio aprender a no buscar problemas!

Pero si estás decidido a sacar a este agente del caos de tu vida, el punto número uno es no mandarle un mensaje. Como dejar de fumar: no prendas ese cigarro, simple.

Simple, pero no sencillo, ¿verdad? Afortunadamente hay algunas medidas preventivas que puedes tomar.

Bloquea su número

No basta con borrarlo. ¿Por qué? Porque así, si trata de contactarte no te enteras, y no te torturas preguntándote si debes o no contestarle. Además, el simple hecho de tú tener que cambiar los parámetros de tu teléfono para poder llamarle te hará pensarlo dos veces.

Siléncialo

Si no quieres borrar a esta persona de tus redes sociales (es efectivo pero dramático) lo mejor es silenciarlo. En Twitter es fácil. En mail también. En Facebook, a veces no basta con esconder el feed, te siguen llegando otro tipo de notificaciones. Pero hay apps como Eternal Sunshine que hacen que se borre todo, así que no puedes stalkear y a la otra persona le sigues apareciendo como amigo.

Si no tienes a mano todas sus fotos, status, tuits, mails pidiéndote que le devuelvas su playera de The Clash (ya es mía, chavo), es más fácil aguantar la tentación de contactarlo y hacer un drama.

Ponte en modo avión

Yo tengo un ex que se cree muy astuto porque cuando sabe que salgo me llama desde otros teléfonos. He caído más de una vez y ahora tengo ese truco. Si voy a beber (y sé que bajo efectos de Alcoholín seguro le mando mensaje o, de menos le contesto), pongo mi teléfono en modo avión.

Es un equivalente tecnológico a “no oigo, no oigo, soy de palo, tengo orejas de pescado”. Puedo seguir usando mi teléfono para tomar fotos, pero cero contacto con el mundo exterior.

Y les prometo que es bien difícil quitar el modo avión, buscar tus contactos bloqueados, desbloquearlo y mandarle un mensaje cuando estás enfiestado.

Manda a volar a tu stalker interno

Nada de esto funciona si no puedes evitar stalkear. Si ya hiciste todos esos esfuerzos por no saber en qué anda, no te boicotees. Meterte a ver el perfil de Facebook de tu ex desde otra cuenta ya es muy retorcido. Mejor distraete, cómprale un helado a tu stalker interior, llévalo de shopping, alimenta tu ego porque es él el desgraciado que te hace pensar que necesitas a esta persona dañina en tu vida.

No la necesitas, rompe la cadena. ¡Adiós! ¡Y ten mucha fuerza de voluntad.