También es su boda

Sucede que el novio no es sólo un adorno en la boda. Diez cosas que ellos pueden planear (para tu sorpresa) de su boda.

Sí, sí, sí. Estoy de tu lado.

Las novias hemos soñado más con el día de nuestra boda que los novios. Sí, nosotras desde que estamos bebés ya andamos poniéndonos los vestidos de mamá, fingiendo que es el día de nuestra boda y queremos que ese día sea perfecto.

Aunque por lo general me toca escuchar historias de novios que no se comprometen en la organización, también hay muchas historias de novias que no dejan que sus novios participen en las decisiones sobre su boda.

En un esfuerzo por bajarle dos rayitas a nuestro estrés, y también por hacer más de nuestra boda algo como el matrimonio – en donde trabajaremos todos los días en conjunto- enumeré diez cosas en las que puedes pedirle a tu novio sea él quien tome las decisiones al respecto.

Ojo, los hombres trabajan a su ritmo en la mayor parte de los casos, así que trata de no estresarte si no lo tiene cuando tú deseas que lo haga, más bien establezcan fechas límite y ten paciencia.

1-. Canción del primer baile

 Qué bonita sorpresa que él eligiera la primera canción que bailarán juntos sin que tú lo sepas. Si tu novio no es muy romántico, éste es un gesto romántico que puede sorprenderte.

2-. Su atuendo

A menos que tengas un código de vestimenta estricto, deja que sea él quien decida cómo ir vestido a la boda, si irá de frac, de traje, de qué color será el traje, etcétera.

3-. Sus accesorios

Si tu novio es juguetón, déjalo elegir un moño de colores, o un súper héroe como su boutouniere. Que su creatividad fluya.

4-. El hotel de la noche de bodas

Después de planear casi todo el evento, estarás muerta al terminar la recepción de tu boda. Deja que él te sorprenda con la elección del lugar en donde pasarán su primera noche juntos como marido y mujer.

5-. Algunos regalos de la mesa de bodas

No sé por qué los hombres disfrutan más el tedioso momento de elegir la mesa de regalos cuando ellos participan en qué pedir. Sí, habrán cosas que no sean muy necesarias o que no te gusten, pero también son sus regalos.

6-. Uno de tus ramos

 Yo usé tres ramos de flores en mi boda, y aunque mi novio no eligió ninguno, estaría súper bonito que él diseñara y eligiera uno sólo para tí ese día.

7-. Tu liga.

Si según la tradición él te la quitará con manos o dientes, por qué no dejarlo elegir ese pequeño accesorio que significa que las cosas se pondrán más interesantes en la alcoba.

8-. Últimos regalos de solteros

Una bonita tradición norteamericana en donde cada quien compra un último regalo de soltería para su pareja. ¿Te imaginas qué te regalara?

9-. Tu lencería para la luna de miel

Si al fin y al cabo él es quien más la disfrutará, ¿por qué no dejarlo fantasear con lo que será suyo?

10-. La manera en que saldrán de la recepción

Si planean dejar la recepción antes que sus invitados, que tu novio sea quien decida cómo saldrán, si en carro, si con fuegos artificiales, si robándote, deja que te sorprenda.