10 mentiras de las películas porno

Sexo duro, multiogasmos, penes tamaño XXL, las películas porno nos dicen una que otra mentirita que debemos tomar en cuenta.

Tod@s en algún punto de nuestras vidas hemos visto una película porno, pero la realidad es que las historias que nos cuentan son muy alejadas de la realidad porque abundan en mitos que frustran a los hombres y la reputación de las mujeres la dejan por el suelo, por eso te presentamos 10 mentiras de las películas porno y cuál es la opinión de expertos en temas de sexualidad.

1.-Todos los hombres se cargan un paquete enorme: ¡sí! las idea que te dejan estos filmes es que los varones tienen un pene de tamaño XLL cuando en realidad esto es completamente falso.

El doctor Fabián Gómez, especialista en sexo opina “si bien esto es cierto, el mito radica en creer que eso es normal, esas proporciones no so la medida  del hombre común. Es importante aclarar este tema para evitar odiosas comparaciones y futuras frustraciones en el hombre y la pareja” Así que ya sabes, no tengas expectativas muy altas sobre el tamaño del pene de tu hombre, si te toca grande, suertudota, sino no te preocupes, el tamaño ¡no importa!

2.-Los hombres piden sexo a los dos minutos de conocerte y nosotros ¡accedemos! : ay ¡aja! esto es imposible, y nos hace quedar como unas fáciles y a ellos como todos unos domadores :S , todo el lapso de caricias,besos y jugueteos ¡se lo saltan!

“El sexo explícito es eso, puro sexo carente de erótica, es decir, de todos los condimentos que enriquecen un encuentro sexual. Lo que no se ve es el tiempo que tardan los actores en calentarse para ser convincentes frente a la cámara. No olvidemos que es cine y, como tal, la historia debe prescindir de circunstancias accesorias”, nos alerta el doctor Walter Ghedin, médico psiquiatra y sexólogo.

3.-Todos los finales son satisfactorios y felices: es común ver que de un momento a otro el actor eyacule grandes cantidades de semen, pero la realidad es que la medida norma son entre 1.5 y 4 mm. Con la eyaculación femenina aparentan una gran cantidad de sustancia blanquesina que queda después de orgasmo, la realidad es que esta puede o no aparecer en todas las mujeres y esto no es símbolo exacto de que hayamos tenido el megaorgasmo de nuestras vidas.

4.-Somos elásticos y podemos hacer el amor hasta de cabeza: ósea sí, hay posiciones acrobáticas que podemos intentar realizar, pero en las películas vemos cada posición que decimos ¿en serio? , pero no te espantes, no es que seamos incapaces de imitar sus posiciones, la realidad es que los actores están entrenados físicamente para hacer esto y verlos hacerlas no significa que sean las más cómodas y placenteras.

5.-Todas las mujeres son multiorgásmicas: las mujeres gritan de placer a más no poder y parecen que tienen hasta diez orgasmos seguidos, pero si a tí no te pasa, no te preocupes, esto es película.

“En la realidad, la respuesta orgásmica es cambiante: a veces es intensa en placer, otras veces más pobre, algunas veces hay multiorgasmos y en otras no. En fin, la respuesta sexual está influida por distintos factores como el estrés, las ganas y la pericia sexual de la pareja, el tipo de estimulación recibida, la fase del ciclo menstrual y la rutina”, dice el doctor Ghedin.

6.-Tod@s amamos y buscamos el hard sex: las películas nos muestran escenas de sexo violento todo el tiempo cuando en la realidad la mayoría de las personas prefieren suavidad y ternura a la hora de hacer el amor.

“De acuerdo a mi experiencia, la gran mayoría de los pacientes y sus parejas prefieren ser tratados con suavidad y dulzura para realizar el acto sexual, o a lo sumo con mucha intensidad y fogosidad, pero no violentamente”, cuenta Gómez.

7.-Todos tenemos en casa una colección de juguetes sexuales: sí tenemos uno que otro pero así como ¿una colección? pues no, de un momento a otro vemos como los actores sacan de todo, lencería, vibradores, disfraces, etc.

“En las películas porno aparecen ciertos guiños fetichistas: lencería erótica, zapatos estilizados, medias caladas y disfraces, entre otros. Hasta la escenografía impresiona deliberadamente kitsch, como suelen ser los hoteles alojamiento”, describe Ghedin.

8.-Improvisar un trío es muy fácil: ¡sí! como llamarle a la vecina de enfrente y decirle ¡vente con nosotros hay trío! o decirle a la chica que va pasando “únete, será cool” y que de inmediato acepten o ver a tu pareja con otra y que tú de lo más casual “te integres a la convivencia” ¿qué? En la vida real ver a nuestra pareja con otr@ significa el fin de la relación.

9.-El abdomen de lavadero y el monte de Venus depilado: al igual que con el tamaño del pene, si te toca un hombre con abdomen de lavadero ¡bien! pero sino , no te preocupes, esto no te garantiza satisfacción, si es mejor tener una pareja muy saludable pero tú sabes, el amor va más allá del físico.

Por otro lado, a veces los hombres se quedan con la idea de que todas tenemos depilado el Monte de Venus, cuando en realidad esto puede ser completamente falso, no todas prefieren tener esta parte completamente depilada, es más hasta hay una gran variedad de modelitos para esto.

10.-Todos los hombres con los que nos relacionamos son adictos al sexo: el repartidor de pizza, el plomero, el electricista o cualquier hombre que llegue por casualidad a nuestra casa son amantes en potencia, con cualquiera que se ponga en nuestro camino será sencillísimo tener sexo casual, después olvidarlo y seguir normal con nuestra vida.

Así que ya sabes, la próxima vez que te acerques a ver una película porno, recuerda que es cine, y la realidad puede ser muy diferente, no estamos diciendo que dejes de verlas, simplemente ¡aguas!

Fuente: Entremujeres.com