¿Mujeres con más estudios que sus parejas cambian las reglas del juego?

Un estudio realizado revela que el mayor acceso a educación que han tenido las mujeres está cambiando los patrones en la relación.

Un estudio realizado por los expertos Albert Esteve, Joan Garcia-Roman e Iñaki Permanyer del Centro de Estudios Demográficos de la Universidad Autónoma de Barcelona y publicado en la Population Development Review, revela que el mayor acceso a educación que han tenido las mujeres está cambiando los patrones en la relación.

Analizado qué pasa con las parejas cuando hay más mujeres con estudios universitarios que hombres, los investigadores recopilaron datos provenientes de 138 censos de 56 países, recogidos entre 1968 y 2009.

Según las conclusiones obtenidas en la investigación, el aumento de la educación de las mujeres está teniendo un efecto directo sobre las pautas de “emparejamiento”, de tal manera que en aquellos países donde hay más mujeres que hombres con estudios universitarios, las relaciones conformadas por una mujer con más estudios que el hombre, superan a aquellas donde él es quien cuenta con más carrera.

Hasta hace algún tiempo, los patrones habían estado dominados por la hipergamia, es decir, la mujer se “empareja” con un hombre de mayor estatus y se producen diferencias de género importantes. Sin embargo, hoy el acceso de la mujer a la educación está alterando este modelo.

“Dada esta inercia histórica, se podría pensar que el aumento de la educación de las mujeres dificultaría las uniones y se incrementaría el número de solteras, pero lo que vemos es que la composición de las parejas se adapta bastante bien a los cambios estructurales y que si los cambios se producen, tarde o temprano tienen un impacto sobre el mercado de las uniones”, manifiesta Albert Esteve.

Los investigadores han hecho el análisis entre casados y convivientes, creando un indicador para medir la diferencia educativa entre hombres y mujeres y otro para medir la prevalencia de las parejas hipérgamas sobre las hipógamas (hombre con menos estudios) en el ámbito de la educación.

Con contadas excepciones, se está produciendo una reducción constante del nivel de hipergamia en el ámbito de la educación en los países avanzados y en desarrollo, a pesar de que todavía hay diferencias significativas entre ellos. A principios de los años 70,  el escenario era completamente diferente en los 18 países de los cuales hay datos censales entre 1970 y 1975.

A principios de 2000, 26 de 51 países registraban valores negativos de hipergamia educacional. Entre estos países hay sociedades tan diversas como Francia, Jordania, Mongolia, Eslovenia y Sudáfrica.

En España, en 2001 por cada 100 parejas hipógamas había sólo 67 hipérgamas.

Dicen que la educación no hace más libres… ¿Qué opinas tú de este fenómeno social?