¿La virginidad está sobrevalorada? Brasileña vendió su flor en 780.000 dólares

¿Le pondrías precio a tu virginidad o preferirías debutar con quien consideres te hará vivir un momento especial?

¿Le pondrías precio a tu virginidad o preferirías debutar con quien consideres te hará vivir un momento especial?

Cada día son más las personas que lucran con su virginidad como Catarina Migliorini, una chica brasileña de 20 años que vendió su flor en nada menos que 780.000 dólares a un japonés, a través de una subasta en internet.

¿El motivo?

Financiar sus estudios de medicina en Argentina.

La curiosa subasta fue realizada por el sitio virginswanted.com.au, despertando el interés en personas de India, Estados Unidos, Brasil y Japón.

En la virginal oferta se encontraban Catarina y  Alexander, un joven ruso de  21 años, quien perdió por una escasa diferencia de 3.000 dólares.

“Las subastas de vírgenes en Australia están terminadas” desde el miércoles, anunció el sitio, publicando la imagen de “Catarina” y “Alexander” con la mención “vendidos”. Como presentamos en el destacado.

Según la prensa australiana, Catarina Migliorini será “entregada” a su comprador a bordo de un avión con destino a Australia, y luego la pareja “consumará” en las próximas semanas en un lugar que permanece en secreto.

“Catarina está extremadamente contenta. Habló con sus allegados en Brasil y estaban muy contentos por ella”, explicó el organizador australiano Jason Sisely, quien además organizó esta venta para un documental.

“Veo esto como una empresa”, justificó la joven a la prensa británica. “Esto permite viajar, rodar un film y ganar dinero… Si haces esto una sola vez en su vida, no eres una prostituta.””, agregó.

El contrato entre Catarina y el comprador de su virginidad, identificado como “Natsu”, estipula que este último deberá utilizar un preservativo y deberá someterse a exámenes médicos para saber si está afectado con enfermedades de transmisión sexual, precisó Jason Sisely, citado por el diario Ninemsn.

Si bien, embriagarse en la idea maquiavélica, justificando el fin con los medios y desentenderse del concepto literal de prostitución, pasa por la decisión de Catarina, lo llamativo es que la virginidad sigue siendo objeto mental de extremo deseo sexual ¿por qué?

¿Crees tú, entender el motivo? Y por cierto ¿Lucrarías con tu virginidad (si lo fueras claro está)?

Fuente: ElMundo.es