¿El dinero nos aumenta el deseo sexual?

“Tener un buen trabajo y unos ingresos elevados hace que la gente se sienta más orgullosa de sí misma. Además, el éxito profesional implica recibir más atención por parte de nuestro círculo habitual y nos ayuda a potenciar nuestras habilidades sociales”.

Según los resultados de un estudio realizado por el portal de búsqueda de pareja eDarling:

  • Las personas con un sueldo elevado manifiestan  tener un mayor deseo sexual.
  • Tener una buena autoestima es un factor esencial que condiciona nuestra líbido.
  • Los españoles son los europeos que manifiestan un mayor deseo sexual.

En este sentido, el sitio español sugiere que el éxito profesional es un criterio muy valorado a la hora de escoger un compañero y que “aunque nos pareja injusto”, el dinero nos haría más sexys. Determinando además, que “los ricos” tienen más apetito sexual, que  “los pobres”.

Para llegar a esta “sistemática” conclusión, eDarling, realizó una encuesta a 20.000 usuarios registrados, analizando la interrelación entre su apetito sexual y los ingresos mensuales que reciben.

A medida que aumentó el volumen de ingresos de los europeos, también incrementó su deseo sexual. Como muestra en el gráfico a continuación:

grafico1dinerolibido.jpg
(Fuente: eDarling)

Al mismo tiempo, el estudio revela que la líbido es mucho más alta entre españoles que entre ciudadanos de otras nacionalidades europeas. Si en España la media de encuestados que manifiestan un elevado apetito sexual ronda el 53%, en Italia desciende a un 43%, en Alemania al 40% y en Francia a un 30%, lo que sitúa a los galos como los menos libidinosos. (Tomar nota)

La Doctora Wiebke Neberich, psicóloga responsable del estudio, explica que “Tener un buen trabajo y unos ingresos elevados hace que la gente se sienta más orgullosa de sí misma. Además, el éxito profesional implica recibir más atención por parte de nuestro círculo habitual y nos ayuda a potenciar nuestras habilidades sociales”.

¿Y qué papel juega en esto el deseo sexual?

La idea que plantea la encuesta, es que sentirse bien con uno mismo, ya sea por verse atractivo, elegante o, como venimos diciendo, exitoso a nivel profesional, es un factor importante a la hora de potenciar nuestro deseo sexual. En resumen, un sueldo elevado conlleva una mayor autoestima y esta implica un aumento del deseo sexual. De esta manera, la autoestima se convierte en el elemento de intermediación entre ambos factores. Lógico y predecible.

En definitiva, todo recae nuevamente en un tema de autoestima, por lo que los pobres del mundo podemos estar tranquilos y seguir haciendo el amor de manera insaciable, mientras tengamos amor propio. Algo que por cierto, ni con el mejor puesto de trabajo, se compra.

Fuente: eDarling.es