Darse un break: ¿Buena idea o sólo aplaza lo inevitable?

A mí me ha funcionado, ¿y a ti?

No todo es color de rosa y no todos los días te va a emocionar ver a tu pareja. No creo que el amor tenga una caducidad de 3 meses, pero me parece natural que después de un tiempo hasta la más romántica e intensa de las relaciones pase por un bache que haga sentir a cualquiera de los dos (o a los dos) que es momento de decir adiós.

La cosa es darte el tiempo de pensar qué es lo que está haciendo que te sientas así, ¿es alguna actitud de él? ¿se puede cambiar o hablar al respecto? ¿te sientes harta? ¿sientes que “ya no estás enamorada”? Pueden ser mil cosas.

Aunque mucha gente no cree que tomarse un tiempo o “darse un break” en una relación cuando se está pasando por un momento difícil o complicado funcione, yo sí creo que a veces hace falta un poco de distancia para poder pensar con más claridad.

A veces, tratar de resolver el problema desde el ojo del huracán es mucho más complicado de lo que debería. En mi experiencia, tomarse un poco de tiempo para pensar bien las cosas y reflexionar sobre la relación, su pasado y futuro, ha resultado ser la respuesta para sobreponerse a las etapas difíciles.

Estar separados, en mi caso, me ayudó a darme cuenta de lo mucho que valoro su compañía; no por costumbre, sino porque de verdad disfruto que él y nadie más esté ahí.  Bajarle a la intensidad de las llamadas telefónicas, mensajitos, conversaciones por Facebook y visitas diarias me dio el espacio suficiente para respirar, el espacio suficiente para no sentir que tenía que fingir que todo estaba bien si realmente sentía que algo andaba mal.

Además, me ayudó a calmarme y a pensar bien en qué era lo que me estaba haciendo sentir así. Un par de semanas y una conversación larga después, la relación tomó mucho más fuerza para salir adelante.

Eso sí, darse un break no significa que nada de lo que se haga en ese tiempo fuera no cuenta. No se trata de aprovechar los días como si fueran unas vacaciones de tu relación o de tu pareja; no es el momento para coquetear con quien se pueda, o, si tienes ganas de hacer eso, entonces tal vez deberías reconsiderar seriamente si vale la pena continuar con tu pareja o no.

¿Tú alguna vez has estado en un break con tu pareja? ¿Te funcionó?